access_time 02:51
|
28 de febrero de 2007
|
|

¿DE QUÉ NOS QUEJAMOS?

Me decía un amigo: Hay una enormidad de accidentes, pero no les ponen freno. La delincuencia hace lo que quiere, matan, roban, pero no los paran.

    Me decía un amigo: Hay una enormidad de accidentes, pero no les ponen freno. La delincuencia hace lo que quiere, matan, roban, pero no los paran. Hay quejas de los gastos de legisladores en viajes inútiles y otras cosas, pero no los paran. Hay aumentos en concejales y cargos por el estilo y nos quejamos nosotros y el Gobierno, pero no los paran.

    Hay un sistema contra las granizadas, que no sirve, con grandes pérdidas y gastos millonarios que no publican, pero no los paran. Inflación y aumentos en los insumos, pero no los paran. Un sistema de horario en los boliches que propicia el consumo de alcohol, por lo que los chicos salen borrachos y con decibeles para un futuro de sordos, pero no los paran.

    Un cambio a cada rato del sistema de pago del pasaje urbano, pero no lo paran. Barras bravas que hacen daños y matan, pero no las paran. Funcionarios que cambian de cargos como si supieran de todo, pero no los paran. Ñoquis a montones, pero no los paran. Mugres y basura, pozos sin árboles y veredas sin baldosas, pero no los paran. Y cuando vamos a pagar impuesto y no anda el sistema, no dan recibos, ¡vuelva mañana!, pero no los paran.

    Grandes mansiones, barrios cerrados que no pagan impuestos, pero no los paran. Ventas del piedemonte de terrenos ajenos, sin escrituras, edificando en zonas de peligro, pero no los paran. Mucho dinero en reserva con futuro incierto y el pueblo sin tener parte, pero no lo paran. Niños explotados, justamente, por la pobreza, pero no la paran. Gente que inició la guerrilla y andan sueltos, burlándose de los que los liquidaron, pero no los paran.

    Estadísticas engañosas, reconocidas por los gobiernos, pero no los paran. Estamos perdiendo la ganadería, que es la mejor del mundo, por la soja incontrolada, pero no la paran. Enormes reuniones para tratar la enseñanza y al fin volver a los años primeros, pero no las paran. Huelgas y pedidos de aumentos en todos los gremios, empleados, obreros, jueces, pero no los paran.

    Peligro de que nos asalten o maten al salir a la calle, incluso, en auto, o en nuestra casa, pero no los paran. Demoras en recuperar los ferrocarriles y peleas con las privatizadas, pero no las paran. Recuerdo que Perón llenó los pasillos de oro y, al poco tiempo, no había más. Que no nos pase lo mismo, todo eso y mucho más ¿Es salir del infierno? ¿Eso queremos? Y, bueno, aguantemos, es culpa nuestra.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.