access_time 11:08
|
8 de octubre de 2009
|
|
MUERTES EN DICIEMBRE DEL 2001

De la Rúa dice que no ordenó la represión cuando cayó su gobierno

El ex mandatario hizo responsable a Servini, a la Policía y al PJ de Buenos Aires.

BUENOS AIRES (DYN). El ex presidente Fernando de la Rúa deslindó ayer cualquier responsabilidad personal y de su gobierno en la represión del 20 de diciembre del 2001, que causó la muerte de, al menos, cinco manifestantes en el centro porteño, y apuntó, en cambio, al papel jugado ese día por la jueza María Servini de Cubría y por la Policía Federal. “En el Gobierno no hubo ningún plan represivo, ni como presidente; tampoco di orden de reprimir, y el Estado de Sitio se dictó a pedido de los gobernadores, principalmente (Carlos) Ruckauf, quien decía estar desbordado”, manifestó el ex mandatario en su declaración indagatoria.


    Ante el juez Federal Claudio Bonadío, el ex presidente confió que “no estaba de acuerdo” con promulgar el Estado de Sitio la noche del 19 de diciembre, pero admitió que “lo hice por la insistencia del jefe de Gabinete Chrystian Colombo, y el ministro del Interior Ramón Mestre”. De la Rúa dijo que “nunca existió” una reunión en la Quinta de Olivos, en la mañana del 20 de diciembre con la presencia del viceministro del Interior Lautaro García Batallán, para configurar un operativo extraordinario de seguridad alrededor de la Casa Rosada y en la Plaza de Mayo. Sin embargo, aseguró que la tarde de aquel día estaba en su despacho de la Casa Rosada y “llamó la jueza Servini de Cubría, que fue atendida por el ministro de Justicia, Jorge de la Rúa, e hizo saber que había ordenado el desalojo de la plaza frente a la Casa de Gobierno y que se ubicara a la gente con vallas tras la Pirámide”.


    “Apenas enterado, (el ministro del Interior Ramón) Mestre se puso de pie y se retiró a implementar la decisión judicial”, prosiguió el ex mandatario y admitió que, luego de ello, “como venían rumores de que desgraciadamente había muertos, se lo pregunté a (el secretario de Seguridad Enrique) Mathov”. Agregó que “Mathov me dijo que no (había muertos) pero que me lo confirmaría, para lo cual llamó por teléfono al jefe de Policía (comisario Rubén Santos), quien se lo negó”. Al relatar sus últimas horas en el poder, De la Rúa recordó que “atendí una comunicación del senador radical (Carlos) Maestro, transmitiendo la opinión del sector partidario en el sentido de renunciar. Así que, de elaborar el llamado a la unidad nacional, pasé a confeccionar la renuncia, y luego enviarla al Congreso”. E incluso admitió que, tras elevar su dimisión, se retiró hacia la Residencia de Olivos y tomó conocimiento de que “el jefe de la Casa Militar, que era nuevo, dispuso por las suyas que el helicóptero partiera del helipuerto de la Casa Rosada. Yo no quería pero accedí y está visto que fue un error”.


     De la Rúa contó que al atardecer del 20 de diciembre “estaba en Olivos y me llamaron del juzgado de Servini de Cubría, no recuerdo si fue Mathov quien me llamó para decirme que la jueza le decía que había muertos y que la situación se había agravado. Recién allí tomé conocimiento”. “Nunca se pensó que pudiera ocurrir algo así en la Plaza de Mayo ni en los alrededores”, expresó el ex mandatario y enseguida señaló las responsabilidades en el caso que, a su entender, le caben a la jueza Servini de Cubría y a la Policía Federal. “Al leer en autos (el expediente) la excusación de la doctora Servini de Cubría me entero de que, según ella, se esperaban para el día 20 a varias columnas de los movimientos “Quebracho y Teresa Rodríguez, algo que nunca se informó al Gobierno, ni ella lo transmitió ni tampoco lo informó la policía”, acusó.


    Al salir de la indagatoria, De la Rúa habló con los periodistas sobre el final precipitado de su Presidencia a mitad del mandato y reiteró su idea de que, a su entender, “se trató de un golpe civil e institucional”, del cual responsabilizó al “peronismo bonaerense”, para llevar a la presidencia a Eduardo Duhalde. En esta causa penal, De la Rúa fue primero procesado y luego sobreseído por el juez federal Claudio Bonadío, pero la Cámara Federal revocó ambas resoluciones del magistrado, dictó la falta de mérito y le ordenó al magistrado que siguiera investigando el papel del ex presidente. Los procesados en este expediente y a la espera de juicio oral son el ex secretario del Seguridad Interior Enrique Mathov, el ex jefe de la Policía Federal Rubén Santos, además de varios ex jefes policiales. En la sangrienta represión policial en el centro porteño que precedió a la caída de De la Rúa murieron, tras recibir disparos de escopetas y de pistolas de alto calibre, Gustavo Benedetto (23), Carlos Almirón (23), Diego Lamagna (27), Gastón Riva (31) y Alberto Márquez (57); además, hubo más de 200 heridos.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.