access_time 23:16
|
26 de julio de 2006
|

CHILE

Cura condenado por violar a menores

Un tribunal chileno declaró ayer culpable a un sacerdote católico de violar a dos menores con retraso mental, internos de un hogar del que era el director, informaron fuentes judiciales

       El cura Jorge Galaz Espinoza, de la congregación Don Orione y ex director del hogar Pequeño Cottolengo, que acoge a menores deficientes mentales en esa localidad, fue juzgado por un tribunal penal de la ciudad de Rancagua, 90 kilómetros al sur de Santiago. Los tres jueces del tribunal consideraron al religioso culpable de violaciones reiteradas contra dos internos del establecimiento, de 13 y 17 años, ambos con retardo mental severo. Durante el juicio oral, uno de los muchachos tuvo una reacción violenta al apreciar en un monitor de televisión la imagen del cura, de 42 años, mientras que el segundo relató dificultosamente los abusos del sacerdote.


       Además de las declaraciones de los afectados, los jueces consideraron para su veredicto los peritajes sexológicos presentados por el Ministerio Público, que ha solicitado una pena de quince años de presidio para el sacerdote. El Servicio Nacional de Menores (Sename), que se sumó a la acusación, pidió, por su parte, una pena de diez años contra Galaz. La sentencia se dictará el 11 de agosto. Por su parte, el abogado del religioso, Jaime de Larraechea, insistió en lo que había alegado en el juicio, que las “supuestas lesiones” anales de los menores no necesariamente correspondían a abuso sexual.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.