access_time 10:51
|
16 de octubre de 2016
|

Cura Brochero, el primer santo que nació, vivió y murió en Argentina

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/069/225/001069225.jpg

José Gabriel del Rosario Brochero, el Cura Brochero, se convirtió este domingo en primer santo que nació, vivió y murió en Argentina, entre casi medio centenar de causas promovidas por las autoridades eclesiásticas para canonizar a religiosos y laicos que dieron testimonio de su fe o murieron por su fidelidad al Evangelio.

Hasta hoy el único santo local era Héctor Valdivielso Sáez, aunque no se lo considera "totalmente argentino" porque el religioso lasallano nació en Buenos Aires y vivió aquí hasta los 4 años, para luego trasladarse a España, donde desarrolló su tarea pastoral, murió mártir junto a otros compañeros de congregación y se abrió la causa de canonización.

En la primera etapa del camino a la santidad hay ocho beatos argentinos: la laica consagrada santiagueña Mama Antula, las monjas Crescencia Pérez, Nazaria Ignacia March Mesa, María del Tránsito de Jesús Sacramentado (Madre Cabanillas) y María Ludovica De Angelis, el coadjutor salesiano Artémides Zatti, la laica Laura Vicuña y el mapuche Ceferino Namuncurá. 

Entre otras causas de canonización presentadas por las autoridades eclesiásticas argentinas figura la de fray Mamerto Esquiú, valorado por ser el relator de la Constitución Nacional.

Más recientes son las presentaciones a favor de la santidad del obispo riojano Enrique Angelelli, el cardenal Eduardo Pironio, el sacerdote Carlos de Dios Murias, secuestrado, torturado y asesinado en La Rioja durante la última dictadura militar; los "mártires" palotinos de San Patricio, Pedro Duffau, Alfredo Leaden, Alfredo Kelly, Salvador Barbeito y Emilio Barletti, y el empresario Enrique Shaw. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.