access_time 09:45
|
1 de febrero de 2019
|

Cuidar el agua, pero de verdad

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1523972833483Derroche%20agua%2003.jpg

Del mismo modo en que año tras año se reiteran las campañas para hacer uso consciente del agua en la provincia, y se hace hincapié en la figura de la “emergencia hídrica”, los controles continúan fallando.
De nada sirve advertir de las severas multas para quienes no hagan un consumo racional si la capacidad para ejercer el poder de policía es prácticamente inexistente. Ocurre en cada temporada veraniega, y termina resultando casi ofensivo para aquellos mendocinos que deciden exponerse y denunciar a los que derrochan. El resultado es siempre el mismo: nada.
No hay castigo.
El anuncio de la instalación de medidores llega un poco tarde, justo en el momento en que baja el consumo. La necesidad de control no es nueva, y debería haberse planificado con anterioridad.
Es fácil recurrir a la imagen de la Mendoza desértica para destacar el valor del agua.
Por lo tanto, es necesario que las medidas no se dilaten en el tiempo.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.