access_time 11:47
|
23 de septiembre de 2006
|
|
DELITOS CONTRA LA VIDA

Cuchillo: el arma más utilizada para matar

Esto según la cantidad de homicidios perpetrados este año. La armas de fuego están en segundo lugar. La Justicia y el Ministerio de Seguridad manejan números diferentes sobre el total de hechos

    Acribillado en Las Heras. Matan a un psicólogo y a su paciente. Lo asesinaron por un ajuste de cuentas. Baleado en la puerta de su casa. Por un puntazo, perdió la vida. Pelea terminó en tragedia. Crecen los homicidios. Casi todos los días de este año, las notas más importantes de las populares secciones policiales de los diarios locales han estado relacionadas a los crímenes y sus respectivas investigaciones.

    En el caos que reina en nuestra provincia por temas vinculados con la seguridad de las personas, un dato resalta entre todas las estadísticas: el arma más elegida por los delincuentes para matar sigue siendo el cuchillo o similar, en 64,8 por ciento de los casos. Esta realidad que parece no tener solución se puede confirmar a través de la cantidad de homicidios perpetrados en los primeros ocho meses de este año, principalmente en las zonas más pobladas de la provincia.

    Teniendo en cuenta esta situación, es claro que este tipo de crimen va en aumento pero, a su vez, para el Ministerio de Seguridad las cifras disminuyen. Como suele suceder en estos casos –y en tantos otros–, las cifras por este tema difieren entre las que maneja la Justicia y las de la cartera de Seguridad. Y, por este motivo, no se sabe con exactitud cuántos delitos contra la vida se han cometido durante el 2006.

MAYORÍA. Por un lado, para la Oficina de Estadísticas del Poder Judicial se han cometido 165 homicidios entre enero y ayer, encuadrados en simples (cuchillos), agravados (armas de fuego) y en riña (peleas). El crecimiento de los crímenes se ha notado con respecto al mismo período del 2005, aunque en ese poder no se puede realizar una comparación de cifras, ya que en el 2005 la carga informática en las Oficinas Fiscales del Gran Mendoza sólo fue de 70% de los hechos.

DESPROPORCIÓN. Por el otro lado, desde el Ministerio de Seguridad aseguran que el número de asesinatos es mucho menor, aunque existe un incremento con respecto al 2005. Desde la Dirección de Planeamiento Estratégico confirmaron que, hasta ayer, se han perpe trado 104 homicidios, incluyendo los cruentos crímenes ocurridos en la Penitenciaría.Y, al contrario de la estadística judicial, son sucesos cometidos en toda la provincia.

    En la cartera más explosiva del Gobierno, los delitos de homicidio están discriminados por mes.Así, para el Ejecutivo, en enero, febrero y marzo se registraron 39 asesinatos. Tres meses más tarde (abril, mayo y junio), el número de víctimas llegó a 76.Hasta nuestros días, los muertos por armas blancas y de fuego trepó a104. Asimismo, para la cartera que comanda Miguel Bondino, el promedio de crímenes no ha variado desde el 2003.

    Ese año se cometieron 125 crímenes; en el 2004, 101, y en el 2005, 93. Por último, la Dirección de Planeamiento carga los datos según lo que informa la Policía. De los 104 crímenes ocurridos este año, 21 fueron por riñas, 4 se dieron en la cárcel, 38 por ajuste de cuentas, 11 por robos seguidos de muerte, 8 pasionales, 8 por violencia familiar, 1 en defensa propia y 13 sin que pudieran ser encuadrados en alguna de estas figuras.

QUIÉN TIENE LA RAZÓN. Las diferencias en los números que se manejan se originan porque cada organismo carga los datos de manera diferente, lo que daría lugar al error de precisión. En la Justicia, las Oficinas Fiscales instaladas en comisarías de Luján,Maipú, Las Heras, Godoy Cruz, Guaymallén y Capital ingresan, cada vez que aparece un delito y a través de un código informático prediseñado, el tipo de carátula que le corresponde, la cual queda asentada en un expediente a instruir. Este, a su vez, es reenviado de forma casi instantánea hacia el área de Estadísticas. Finalmente, estos casos terminan de ser procesados por la Procuración General de la Suprema Corte, es decir, la jefatura de fiscales. A diferencia de la Justicia, básicamente la cartera de Seguridad se nutre, para elaborar y procesar las estadísticas, de pura información policial y periodística.

VINCULACIONES. Cada asesinato es diferente y la mayoría se comete en zonas o barrios con escaso control policial. Tampoco se deben olvidar la droga, que es casi moneda corriente entre los jóvenes, y la falta de trabajo, que lleva a algunas personas a robar y matar, aunque haya funcionarios que pongan todo su esmero en negarlo. Según las figuras penales que se instruyen en los Tribunales, en los primeros ocho meses de este año, la mayor parte de los homicidios –107– se cometieron con armas blancas (cuchillos, navajas, metales cortantes).

    Inmediatamente después figuran los que involucran armas de fuego (pistolas y revólveres), riñas callejeras –5– y, en menor medida, los que se efectuaron con algún objeto contundente. Si esto se lleva al terreno del Código Penal, el delito cometido con arma blanca está tipificado como homicidio simple, que prevé penas de 8 a 25 años de cárcel.Asimismo, en 53 de los hechos registrados en la Justicia se usaron armas de fuego, por lo que la figura penal se agrava hasta la prisión perpetua. Por último, las Fiscalías de la primera circunscripción están investigando peleas callejeras que terminaron con cinco víctimas fatales –homicidio en riña–, y podrían darse penas de hasta 6 años de reclusión.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.