access_time 14:34
|
2 de agosto de 2006
|
LA SALUD DEL LÍDER CUBANO

Cuba está tranquilo y Fidel ?estable?

En un mensaje leído en televisión, el comandante Castro dijo que se encuentra estable. El país amaneció en calma. Todo funciona con normalidad.

     El nuevo escenario político que vive Cuba, bajo el mando provisional de Raúl Castro, el segundo hombre de la jerarquía cubana, no ha afectado a la rutina del país, que ayer amaneció con normalidad y a la espera de noticias sobre la evolución del líder cubano.A esto también ayudó un breve mensaje de Fidel, leído en la televisión cubana, donde dice que se encuentra "estable"(ver aparte). En centros de trabajo, paradas de autobuses, parques y tiendas no se hablaba de otra cosa que de la salud del presidente Fidel Castro y del nuevo escenario político del país.


     Las instituciones oficiales abrieron con normalidad en La Habana, así como los establecimientos comerciales, los mercados, bancos, gasolineras y cafeterías. En algunos centros de trabajo del Estado, la jornada comenzó con actos de reafirmación revolucionaria en los que los trabajadores refrendaron su compromiso con la revolución y con Raúl Castro, mientras se recupera el líder cubano. La tranquilidad que reina en La Habana contrasta con las manifestaciones de júbilo en Miami, donde se concentra la mayor parte del exilio cubano en EEUU, y donde centenares de anticastristas salieron a las calles a celebrar la enfermedad de Castro.


    "Por qué no va a haber normalidad aquí, si no ha pasado nada. Los que se ponen nerviosos son los de Miami, aquí todos estamos tranquilos porque está Raúl, que es como si estuviera Fidel", explicaba un residente en el barrio de El Vedado. "La situación es muy dura, porque la edad no lo acompaña mucho y es lógico que el enemigo se quiera aprovechar del mal del contrario. Pero que no se hagan muchas ilusiones tampoco, porque la revolución no es de un hombre solo y este pueblo está preparado para todo", advertía un chofer.


     Hasta las largas colas para conseguir visados en los consulados extranjeros se mantenían como es habitual. Decenas de personas aguardaban turno en un parque próximo a la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), aunque preferían mantener silencio sobre la nueva situación creada en Cuba. "Aquí nadie va a hablar de eso porque estamos todos para resolver nuestros problemas de visa y de salida", comentaba un joven que esperaba poder concluir los trámites. "Confío en que no haya cambio en la política migratoria y que ahora la SINA no cambie los trámites, no creo que lo haga", añadía. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.