access_time 08:14
|
13 de junio de 2017
|
Unión Europea

Cuatro países se unieron para no aceptar refugiados

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/243/149/001243149.JPG

<p>A pesar de las posibles sanciones, han decidido no acoger parte de los solicitantes de asilo que llegan a las costas de Italia y Grecia.</p>

El ministro del Interior polaco, Mariusz Blaszczak, afirmó que los Gobiernos de Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría rechazan cualquier sanción impuesta desde Bruselas a los países que no acepten refugiados e insistió en que el sistema de reparto de solicitantes de asilo tiene un efecto llamada.

"Creemos que la reubicación (de refugiados) tiene un efecto llamada y sólo servirá para atraer más olas de inmigrantes hacia Europa", afirmó Blaszczak tras una reunión con sus homólogos del Grupo de Visegrado, una alianza que reúne a Eslovaquia, República Checa, Hungría y la propia Polonia.

"Todos hablamos con una única voz" en lo que se refiere a la crisis migratoria que vive Europa, añadió el titular de Interior polaco, quien aseguró que se enfrentarán de manera "solidaria" a cualquier sanción que pueda llegar desde la Unión Europea como represalia por no acoger parte de los solicitantes de asilo llegados a las costas de Italia y Grecia en los últimos años.

"Somos conscientes de que la Comisión Europea contempla amenazas contra nuestros países, pero seremos solidarios entre nosotros", añadió Blaszczak. También calificó de "infundado y carente de fundamento" cualquier intento de sancionar a las naciones del Grupo de Visegrado por su negativa a aceptar refugiados, "ya que la política de seguridad es una competencia nacional y no comunitaria".

Blaszczak explicó que su misión como responsable el Interior de Polonia es evitar una situación de inseguridad generada por atentados terroristas como los vividos en Francia, Alemania o Bélgica, algo que corresponde a los gobiernos nacionales.

A su juicio, el mecanismo de reubicación diseñado por Bruselas "no funciona", ya que se contemplaba el reparto entre los países de la UE de 160.000 personas y a finales del pasado mayo sólo se habían reubicado 20.000, lo que evidencia que no sólo los países del Grupo de Visegrado y Austria no han acogido refugiados. El político polaco defendió la conveniencia de "aumentar los esfuerzos" para asistir a las víctimas de los conflictos en los países vecinos y no dentro del territorio europeo.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.