access_time 10:01
|
12 de julio de 2019
|
Economía circular

¿Cuántos mendocinos van a las chacaritas y qué venden?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15628679034291%20IMG_4522.jpg
La chatarra liviana y pesada es reutilizada para la industria del hierro.

En el Gran Mendoza se producen 1.400 toneladas de desechos diarios y funcionan siete plantas de separación y compactado de materiales para su posterior reciclado.

Frente a una pila de pistones en desuso, Gabriel Cornejo (32), trabaja para separar el aluminio del hierro. Está sentado a un costado del portón de entrada de la chacharita que visita todos los días desde hace años. Con lo que gana, mantiene a sus cinco hijos.

Cuenta que se dedica a limpiar depósitos y talleres a cambio de chatarra y que por ese trabajo recibe alrededor de $700 diarios. Gabriel, que asegura entre risas no ser familiar del gobernador, no es el único que vive de recolectar materiales cuando ya cumplieron su ciclo de consumo.

Al igual que este joven, se acercan a la calle Junín de Las Heras, en promedio 400 familias más. Así da a conocer Carmelo Germano (73), el dueño de la planta recicladora que dirige hace 24 años.

“No menos de 300 recicladores vienen a diario. Nosotros vendemos alrededor de un millón y medio de kilos de materiales por mes a distintas empresas”, dice el italiano que, antes de este rubro, trabajó como bancario. Ahora tiene en su plantel a 22 empleados que reciben, clasifican y procesan lo que les llega de carreteleros, camiones y camionetas.

En el Gran Mendoza hay unas siete chacaritas más con una similar escala de producción. Dos en Las Heras, cuatro en Maipú y una en Godoy Cruz. En todas se repite la misma escena y se estima que más de 2.000 familias de distintas clases sociales, se acercan todos los días a sacarle el último provecho a eso, que para otro puede ser basura o que está entorpeciendo el espacio de un lugar.

Los más pedidos

Según los empresarios del rubro, actualmente los materiales más solicitados para reubicar en el mercado son el cartón y el hierro.

La demanda tiene una explicación. El cartón se usa para embalar todo tipo de productos y la diferencia cambiara ha provocado que muchas empresas locales consuman material reciclado y no importado. 

“En años anteriores, de diez cajas, solo dos eran producidas en la Argentina y el resto se compraba a China”, explicó Germano. Ahora la balanza se modificó a favor de los productores nacionales que le venden a las empresas cartones reutilizados. Los principales compradores de lo que se acopia en Mendoza son de Neuquén y Buenos Aires.

Por cada kilo de cartón, los recolectores reciben $4,80, dependiendo del sitio donde lo ofrezcan. Las hojas blancas son las mejor cotizadas, a $7,50 por kilo. Por las revistas pagan $3,30 y por los diarios $4,80. En las plantas, los galpones no alcanzan nunca a llenarse. Una vez que ingresan son compactados y colocados en camiones directo a las fábricas.

Otro de los materiales que el mercado nacional demanda es el hierro. “Argentina está exportando hierro en forma de tuberías de acero y cañerías para gas”, describió Germano. Los dueños de otras chacaritas consultados dieron a conocer la misma situación pero prefirieron mantener en reserva sus nombres.

El cobre es el mejor pagado, a $135 por kilo. Por el aluminio, los recuperadores urbanos reciben $17 y por el bronce, $75. Las baterías, que contienen plomo, se venden a $20 por kilo. La chatarra pesada chica está a $3,70 y la hojalata y la viruta de hierro que se genera en las tornerías está a $2,20 por kilo.

La crisis económica impacta directamente en el negocio, con indicadores claros de tendencias de consumo. Uno de los materiales más representativos son las botellas de vidrio que ingresan en menor cantidad. Al mismo tiempo crece la oferta del plástico que es procesado en la provincia.

A los carreteleros les pagan $10 por una damajuana; $3 por un porrón cervecero; $2,70 por una botella de salsa de kilo. El kilogramo de vidrio molido está a $1,20. En cuanto al plástico, el PET de cristal está a $10 por kilo. Las tapitas de gaseosas, a $3 por kilo y los baldes de pintura o de helado, a $4 por kilo. Todos los precios son aproximados y dependen de la planta.

Recuperadores organizados

Sólo en el Gran Mendoza se producen entre 1.000 y 1.400 toneladas de basura por día. Si tomamos la primera cifra, de las 30 mil toneladas mensuales de desechos que se producen, solo el 1% es reutilizado. Los datos surgen de un estudio elaborado por la Universidad Nacional de Cuyo y el Gobierno.

En Mendoza existen seis entidades independientes que agrupan a personas que se encargan del acopio y separación de la basura: la Cooperativa de Recuperadores Mendoza (COREME) en Las Heras, Los Triunfadores en Godoy Cruz, Anulén Suyái, de General Alvear, Héroes del Sur de Malargüe; El Humito de San Martín y Promotores Ambientales, de Guaymallén.

Estas cooperativas forman parte de Asociación Civil de Recuperadores Urbanos de Mendoza. Su trabajo logra recuperar 9 kilos por cada tonelada de basura que se produce. Esto equivale a 260 mil kilos mensuales, según el informe de la UNCuyo. Uno de los objetivos de las cooperativas es aumentar la cantidad de kilos a reciclar cambiando carros por camionetas.

 

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.