access_time 07:42
|
12 de junio de 2017
|
Editorial

Cuando el debate ya es anacrónico

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/242/533/001242533.jpg

Las rencillas y presiones por un lugar en las listas de poder siempre existieron. Es más, son necesarias cuando el objetivo es la transparencia y la lucha por los más desprotegidos en un mundo que avanza a pasos agigantados. Por eso, lo que llama la atención es el tiempo que se pierde en discutir situaciones y temáticas que deberían ser parte del pasado, ya claramente resueltas. Que todavía se debata la equidad y paridad de género para seguir o no en un frente electoral es, por lo menos, anacrónico. El país, y Mendoza en especial, ha dado sobradas muestras en los últimos años de la necesidad de que las mujeres ocupen un rol preponderante en la vida pública y política, sobre todo, para dejar en claro que hay derechos intocables. De esta manera, con el accionar de la mayoría de la clase dirigente, lo que queda en claro es que todavía hay un largo camino por recorrer en pos de la igualdad.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.