access_time 12:42
|
3 de diciembre de 2009
|
|
LEY DE USO DEL SUELO

Crítico diagnóstico de la situación de Mendoza en materia territorial

De acuerdo con la evaluación de expertos en el tema, la ciudadanía no tiene compromiso ambiental ni cultural, la riqueza se distribuye entre pocos, generando exclusión y violencia social, no existe un plan hídrico serio y falta voluntad política para cambiar las cosas.

   Contundentes y tajantes. Así son las conclusiones del Diagnóstico Situacional de la Provincia de Mendoza, realizado por expertos de diversas áreas de acuerdo con lo establecido por la Ley 8.051, de Ordenamiento Territorial. Este estudio, que es el primer paso para la realización de un Plan Estratégico de Desarrollo Provincial, detalla problemas preocupantes, como “la falta de compromiso de la ciudadanía en el cuidado de bienes ambientales y culturales, la inexistencia de una política hídrica tendiente a la equidad y a la sustentabilidad de recursos y la persistencia en la producción de pobreza en el territorio, con consecuentes situaciones de exclusión y violencia social”, entre otros problemas. Igualmente, los especialistas piden a los interesados en el tema elevar propuestas superadoras para solucionar estos conflictos de modo participativo (ver aparte).

   ELTRABAJO. De acuerdo con lo establecido por la Ley 8.051, de Ordenamiento Territorial, sancionada en mayo de este año, uno de los instrumentos con los que se deberá contar para hacer efectivo su cumplimiento es el Plan Estratégico de Desarrollo de la provincia. Pero, para delinear este plan, era preciso primero contar con un detallado diagnóstico situacional, trabajo que le fue encomendado a distintos especialistas –arquitectos, ingenieros, economistas, intelectuales, académicos– cuyas conclusiones fueron muy pesimistas.

   LAS CONCLUSIONES. En opinión de los especialistas que trabajaron en el diagnóstico situacional, el primer gran tema a resolver es la definición de una buena vez del perfil productivo de la provincia. Según este estudio, los pobladores de Mendoza han roto el contrato social pactado en el siglo XIX, cuando los pobladores del territorio decidieron sentar las bases de un modelo económico agroindustrial. Así, para que este fuera sustentable, era necesario el compromiso de los ciudadanos a la hora de conservar los bienes comunes naturales y culturales y el arraigo al terruño. Hoy, tal como detalla esta investigación, este lazo entre pobladores y territorio está seriamente lesionado. Entre los signos de este desgaste el trabajo señala:

   • Fuertes desequilibrios territoriales en la distribución de la población, la infraestructura y los servicios, expresados en concentraciones de aparatos productivos y apropiación de agua que va en detrimento de las zonas adyacentes a los conglomerados urbanos.

   • Defasajes entre las demandas productivas y de desarrollo urbano en relación a la oferta ambiental.

   • Uso deficiente, se contaminan y degradan bienes comunes naturales y culturales.

   • Dificultades para discutir límites y condiciones legales para explotar recursos naturales renovables y no renovables.

   • Pérdida de tierras con potencial agrícola a causa de desbordes residenciales, de la instalación de establecimientos industriales y por la realización de malas prácticas agrícolas que, con el excesivo uso de fertilizantes y pesticidas, provocaron la salinización de suelos.

   DERRAME. En materia política-social, los expertos muestran en este trabajo que si bien la economía provincial se ha reactivado, lo que no se observa es una política de derrame de esa reactivación, es decir, la riqueza se concentra en pocas manos, al igual que el territorio y esto genera que sectores más vulnerables se vean excluidos económica, social y hasta étnicamente. De esta manera, los más pobres no tienen acceso a la ciudad, a la producción y se les dificulta llegar a los efectores de salud, como a las instituciones educativas. En consecuencia, crecen los índices de violencia e inseguridad, cuyas bases tienen sus raíces en estas situaciones de inequidad. Con un diagnóstico tan oscuro, los especialistas apelan a que la resolución de estos problemas sea participativa y, para ello, piden a los interesados que acerquen propuestas superadoras para ayudar a delinear un camino que nunca se trazo.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.