access_time 21:11
|
14 de junio de 2007
|
|
CASO DALMASSO

Critican análisis genético y exigirán otro testimonio

La defensa de Facundo Macarrón, acusado del crimen de su madre, Nora Dalmasso, sostuvo ayer que presentará cuestionamientos a los testimonios y a los análisis genéticos que complicaron la situación judicial del joven, quien será indagado esta semana.

    La defensa de Facundo Macarrón, acusado del crimen de su madre, Nora Dalmasso, sostuvo ayer que presentará cuestionamientos a los testimonios y a los análisis genéticos que complicaron la situación judicial del joven, quien será indagado esta semana. En tanto, el abogado Rubén Tirso Pereyra renunció a representar al viudo Marcelo Macarrón como querellante, alegando razones personales, un día horas después de que su colega Benjamín Sonzini Astudillo adoptara la misma decisión.

    Pereyra sostuvo que su alejamiento fue consensuado con Macarrón y que esa “es la mejor manera de dejarlo en libertad de acción para elegir a los profesionales que deben continuar” representándolo. Por su parte, el abogado Marcelo Brito, quien el lunes asumió como defensor de Facundo Macarrón, acusado del abuso sexual y el homicidio de su madre, afirmó que la testimonial de la “pareja” del joven, quien presuntamente complicó la situación judicial del imputado, fue tomada en forma “irregular” y sostuvo que el análisis genético que posee el fiscal “no es ninguna prueba determinante”.

    Por ese motivo, cuestionará ante el fiscal Javier Di Santo ambos elementos de la causa y, entre otras cosas, pedirá que se le tome una nueva declaración a Andy, pareja de Facundo, y a sus amigos. Por su parte, según explicó la secretaria del fiscal, el joven Facundo será indagado esta semana. Brito reveló que tuvo una “sorpresa mayúscula” al conocer “las circunstancias del lugar y el modo” en que se le habría tomado declaración a Andy, quien, presuntamente habría hecho caer la coartada que indicaba que durante la madrugada del crimen Facundo estuvo en la ciudad de Córdoba y no en Río IV.

     Brito señaló que Di Santo fue a Córdoba a recibir ese testimonio y, “en vez de constituirse en el despacho de alguno de sus pares” en los tribunales, le tomó testimonio “en el edificio de la Policía Judicial”, lo que consideró “imprudente en una causa sumamente politizada” como esta y que costó el puesto al anterior fiscal general, cargo del que depende esa repartición policial.

    “Me parece absolutamente irregular interrogar a un testigo durante nueve o diez horas y dejarlo en manos de terceros policías”, quienes presuntamente le habrían advertido al joven que “tenía que decir la verdad cambiando la versión anterior porque ya había confesado Facundo ser el autor del hecho”, explicó. Por último, sostuvo que está “absolutamente descartado” por ahora realizar algún tipo de demanda penal contra los medios de prensa por el tratamiento que le han dado al caso.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.