access_time 16:23
|
2 de marzo de 2007
|
|
CONGRESO

Crítica a Tabaré y defensa de la economía

El presidente Néstor Kirchner inauguró ayer el período de sesiones ordinarias. Dijo que no habrá más acuerdos con el FMI y que siente vergüenza por la cantidad de pobres.

    El presidente Néstor Kirchner inauguró ayer las sesiones ordinarias del Congreso con una enfática defensa de su política económica, en la que destacó que, al haber desoído las recetas de los organismos financieros internacionales, pudo demostrar que la soberanía en sus decisiones permitió el crecimiento y la mejora de la situación social.

    Además, criticó a su par uruguayo, Tabaré Vázquez, por no lograr un verdadero diálogo respecto del conflicto por las papeleras. Sin hacer ningún tipo de anuncios, Kirchner también defendió su política de derechos humanos y, en ese sentido, afirmó que no quiere venganza, sino reconciliación con justicia, pero pidió a los magistrados que apuren los juicios a ex represores, quienes, según reiteró, deben ir a cárceles comunes.

    También volvió a reclamar por la aparición con vida del testigo Jorge López. Hacia el final de su extenso discurso –el cual, por momentos, adoptó un tono lejano a la solemnidad que imponía el escenario de la Asamblea Legislativa–, el presidente hizo mención al conflicto por las papeleras con Uruguay, en cuyo marco agradeció la gestión del rey de España para facilitar el diálogo y afirmó: “Nos duele en el alma no encontrar una voluntad negociadora” de parte de Montevideo.

    El mandatario también cuestionó a un sector de la prensa y reclamó “una oposición con propuestas”, en un mensaje aplaudido en varias oportunidades a lo largo de las más de dos horas y media que duró. “Terminamos con la dictadura”, aseguró Kirchner, refiriéndose a la posibilidad de que los trabajadores pueden optar por el sistema estatal de reparto, y enfatizó la baja en la desocupación, la cual, según el índice oficial, luego de 13 años, hoy está en 8,7 por ciento.

    BAJO LA LLUVIA. El jefe del Estado, acompañado por los ministros del Gabinete y por su esposa,Cristina Fernández, habló durante dos horas y cuarto, mientras miles de partidarios se mojaban afuera. “De acá que vamos a hacer un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Bajo ningún sentido, bajo ningún aspecto estamos dispuestos a hacerlo”, advirtió, en un verdadero exabrupto.

    Kirchner dedicó gran parte de su discurso a resaltar los logros económicos, como el crecimiento. Asimismo, enfatizó avances en materia educativa, tanto a nivel salarial como en la sanción de la Ley de Educación. El presidente también se refirió a “las asignaturas pendientes”. En ese sentido, mencionó la necesidad de “fortalecer la salud y los hospitales públicos”.

    Aunque resaltó que se bajó la pobreza a la mitad, reconoció: “Todavía sentimos vergüenza por la cantidad de pobres que hay”.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.