Coronavirus en Argentina: ya son 492 los fallecidos
access_time 21:50
|
12 de enero de 2020
|
|

En Maipú

Crimen en Maipú: investigan si a la víctima la mataron por robar duraznos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1578874667961Portada%20Alaniz.jpg
Alaniz tenía 22 años y contaba con antecedentes policiales.

La víctima, identificada como Sergio Alaniz, fue hallada sin vida con un disparo en la nuca el sábado en la propiedad luego de que su familia denunciara su paradero. Dos guardias privados fueron demorados por el hecho de sangre y se incautaron armas de fuego en el lugar.

La búsqueda del paradero de un joven que desapareció el fin de semana en Maipú desembocó en la investigación de un homicidio. La víctima, identificada como Sergio Alaniz (22), fue hallada sin vida en el interior de una finca con una herida de bala en el cuello. Al parecer, había ingresado a la propiedad para robar duraznos en varias oportunidades, junto con su primo, y encargados de la seguridad le habrían disparado, según la hipótesis principal que siguen los detectives.

Por esa razón fueron demorados dos vigiladores privados que estuvieron trabajando en el lugar la noche del hecho de sangre así como también se secuestraron algunas armas de fuego que serán sometidas a los peritajes correspondientes para determinar si fueron utilizadas en las últimas horas.

Los guardias quedaron a disposición del fiscal de Homicidios Carlos Torres, quien lidera la instrucción. Se esperaba que este domingo declararan y brindaran precisiones sobre lo que sucedió la noche del viernes en la finca.

Existe la posibilidad de que los sospechosos hayan actuado en legítima defensa, aunque en principio no habían indicios que apuntaran a que la víctima portara algún tipo de arma. Además, a los pesquisas les llama la atención que no dieron aviso a las autoridades sobre la muerte del joven.

También se espera la testimonial del primo de la víctima, quien lo habría acompañado en las horas previas a ser ultimado. La versión que ofrezca el joven podría ser clave para determinar la situación procesal de los hombres a cargo de la seguridad de la finca.

Lo cierto es que los familiares de Alaniz, más conocido como Pelusa, radicaron la denuncia de paradero el martes en la Oficina Fiscal Nº10 de la Comisaría Décima.

Pese a que el joven había dejado de ser visto en su domicilio de la manzana F del barrio Libertad, las primeras averiguaciones sostenían que continuaba moviéndose por el departamento con algunos conocidos, señalaron fuentes allegadas al caso.

Pero, la situación se agravó el sábado cuando los parientes del buscado recibieron el dato de que el joven había sido visto la noche del viernes en la finca Ruano, ubicada en calles Zanichelli y Urquiza, en la zona de Coquimbito.

De acuerdo con la información policial, el Pelusa había ingresado a esa propiedad con su primo para robar duraznos. Incluso, se cree que entraron en varias oportunidades, en cada una de ellas se llevaban entre dos y tres cajones repletos de las frutas para luego venderlas. Cuando se les terminaban, regresaban al lugar para sacar otros cajones llenos.

Sin embargo, la última vez que se habían adentrado en la finca sólo salió de allí el primo de Alaniz. Las horas pasaron y el Pelusa siguió sin aparecer, por lo que le advirtieron sobre esa situación a la familia.

Con esa información, se le dio intervención a personal de la División Búsqueda de Personas, de la Dirección de Investigaciones, quienes, junto con los parientes de Alaniz, comenzaron a rastrillar el extenso terreno. Asimismo, se solicitó el apoyo del Cuerpo de Canes para llevar adelante la búsqueda.

Al cabo de algunas horas, pasadas las 13 del sábado, el personal dio con el cadáver del Pelusa, que yacía entre unas malezas y presentaba una herida de arma de fuego en el costado izquierdo de la nuca.

Tras el hallazgo, personal de la División Homicidios y el fiscal Torres tomaron las riendas de la pesquisa. También llegó hasta la escena personal de la Policía Científica, que llevó adelante los peritajes correspondientes.

A pocos metros del cuerpo de Alaniz, los policías encontraron un cajón con duraznos, lo que coincide con la versión de que este había ingresado a la finca para sustraer los frutos.

Otra pista que le da fuerza a la línea investigativa del robo es que la víctima tenía varios antecedentes policías por delitos contra la propiedad y estaba sindicado como malviviente por policías de la zona.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.