access_time 08:37
|
11 de octubre de 2020
|
|
Investigación

Crimen en la triple frontera: el hijo del "Casca" Tello cayó por un tiroteo previo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15417206588961%20C70E2577.jpg
Andrés Tello durante el juicio por un cargamento de marihuana, en el que resultó absuelto.

Andrés Tello Yacante fue detenido en el marco de la investigación por el asesinato de Macarena Berdejo, ocurrido el mes pasado. Aunque no fue por la muerte de la joven, sino por un tiroteo con un herido que hubo minutos antes. Creen que los hechos están relacionados.

En noviembre de 2018, la Justicia federal dictó sentencia en el juicio por el secuestro de marihuana más grande de la historia de la provincia: 1.800 kilos.

Entre los acusados se encontraba Andrés Exequiel Tello Yacante, hijo del reconocido narcotraficante y homicida guaymallino apodado el Casca. Pese a que su accionar fue clave para dar con el cargamento, ya que lo estaban persiguiendo el día que encontraron la droga, quedó absuelto por falta de pruebas.

Tal vez, esa fue la última vez que el joven tomó notoriedad. En el último tiempo se había mantenido discreto, pero hace algunos días volvió a quedar en la mira policial tras el crimen de Macarena Lourdes Berdejo, ultimada de un balazo en la cabeza en el barrio Tres Estrellas, por el que fue escrachado en las redes como presunto autor.

Tello fue detenido hace algunos días, pero no precisamente acusado de matar a la chica. Sino que fue sindicado en un tiroteo que terminó con un herido, ocurrido cinco minutos antes del asesinato y en un barrio colindante. Por ese y otros motivos, los detectives creen que ambos hechos están relacionados.

La fiscal de Homicidios Andrea Lazo, que se encuentra a cargo de la investigación, lo imputó por el hecho y lo envió a la cárcel. Incluso, no se descarta que Tello haya intervenido o esté relacionado al posterior ataque letal, pero hasta el momento las pruebas sólo lo comprometen con la primera agresión.

Con respecto al móvil de los atentados armados, si bien en el expediente no surge formalmente que se trate de un conflicto por la disputa de territorios de venta de droga, los nombres que barajan los pesquisas están o han estado sindicados en el ambiente narco del Gran Mendoza. La otra pista que apunta en esa dirección es el hallazgo de 79 porros en el corpiño de la víctima fatal.

El crimen de Berdejo fue el resultado de la guerra de bandas que se había desatado en los días previos. En las tres semanas anteriores se habían registrado 15 actuaciones policiales por ataques armados y hasta un secuestro de droga, tal como lo publicó El Sol en un informe.

Ver también: Guerra narco: los violentos días previos al asesinato de la joven

Entre esos hechos, hubo otro tiroteo la misma noche del homicidio, pero ocurrió más de dos horas antes y tuvo como escenario el barrio La Gloria. Fue una casa de la manzana K la que fue blanco de los disparos y los testigos señalaron como autores a familiares de Omar el Tanga Gómez, condenado a perpetua por el asalto un camión blindado en Godoy Cruz que provocó el asesinato de Matías Quiroga.

La posible relación del crimen de Berdejo con ese otro episodio anterior también fue materia de análisis en la causa. Sobre todo, por la conocida relación entre los Tello y los Gómez, que además guardan vínculos familiares.

Además, más allá de que históricamente la familia del Casca y sus aliados siempre se movieron por la zona del barrio Pedro Molina, en Guaymallén, y alrededores, de las diferentes investigaciones desarrolladas en su contra ha surgido que tienen domicilios en el sector de la triple frontera entre Godoy Cruz, Luján y Maipú.

Otro elemento que conecta a los Tello con el epicentro del conflicto que desembocó en el crimen de Berdejo, es la ex mujer del Casca, quien tiene residencia justamente en el Tres Estrellas. Identificada como Paola Natalia la Colorada Iracheta, fue detenida a principios de mayo en un procedimiento antidroga.

La mujer todavía guarda una estrecha relación con la familia de su ex pareja y hasta no descartan que sean socios en su actividades ilícitas, indicaron las fuentes policiales.

Es más, cinco días después de que Berdejo fue asesinada, balearon una casa vinculada a Iracheta y una familiar suya. Por el hecho fue detenido Jeremías Neyén Castillo, quien junto a sus dos hermanos y a otros sujetos con los que integrarían una banda delictiva también fueron escrachados en las redes por el crimen de la joven.

Esos personajes, que serían antagónicos a los Tello, se encuentran mencionados en el expediente que lidera Lazo y son seguidos de cerca por los sabuesos que trabajan en el caso.

Se defendió de las acusaciones

Antes de ser detenido, Tello Yacante apareció en publicaciones en grupos de Facebook que lo colocaban a él y a sus familiares como los responsables del homicidio de Macarena Berdejo.

En medio de esas acusaciones cruzadas en el mundo virtual, el hijo del Casca salió a contestar esas acusaciones a través de su cuenta personal.

Al parecer, el mensaje estaba dirigido a los hermanos Castillo, quienes compartieron en sus perfiles de la red social las imágenes con recortes de noticias de medios locales que lo tuvieron como protagonista: amenazas a policías con una granada, detenciones por agresiones armadas, el juicio narco y demás.

Tello Yacante siguió con el juego y, sin nombrarlos, los señaló como autores del crimen de la joven: "Lo q icieron con esa piba y la causa de anti concha no te va a alludar guacho ase gimnasia que te vas acansar de lavar platos no tenes perdon de dios ponete a pensar q benis de una mujer hijo de puta (sic)".

Los hechos

Habían pasado algunos minutos desde las 23 del miércoles 23 de setiembre cuando sujetos pasaron frente a la manzana W del barrio Fuerza Segura y dispararon contra un joven, de 28 años, que se encontraba allí.

La víctima recibió el impacto de bala en el muslo izquierdo y fue trasladada al Hospital Central. Según relató el muchacho, fue alcanzado por accidente por el plomo mientras iba pasando por allí, aunque esa versión luego se desmoronó.

Unos cinco minutos después de esa agresión, en la manzana Ñ del barrio Tres Estrellas se escucharon detonaciones de arma de fuego. Malvivientes en moto pasaron frente a una vivienda y dispararon, al menos, una docena de proyectiles.

Una bala le dio en la frente a Berdejo, quien se encontraba en su vivienda. Ante eso, fue llevada por vecinos al Hospital Paroissien, aunque los médicos la derivaron rápidamente al Hospital Central debido a su grave estado.

En un principio, se pensaba que el joven y Berdejo habían sido lesionados en el mismo hecho. Aunque con el avance de la instrucción se demostró que se trataron de dos hechos diferentes, que sucedieron con escasos minutos de diferencia.

Las víctimas tuvieron suerte dispar, mientras que el chico recibió el alta médica a los pocos minutos, Berdejo perdió la vida al día siguiente después de que le diagnosticaron muerte cerebral. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.