access_time 21:58
|
16 de julio de 2017
|
Crimen en Guaymallén

Crimen en Guaymallén: investigan si una pareja atacó a los jóvenes

<p>Cinco amigos sufrieron una agresi&oacute;n armada de parte de sospechosos a bordo de una moto. Uno muri&oacute; y otro qued&oacute; herido. Sospechan de un hombre y una mujer que viven en la zona. La chica tuvo un noviazgo con una de las v&iacute;ctimas que no result&oacute; herida.</p>

Los primeros avances en la investigación por el ataque armado a cinco jóvenes ocurrido el sábado en Guaymallén, en el que uno terminó muerto y otro herido, ubican a una pareja, integrada por un hombre y una mujer, que circulaba en moto como posible autora. 

Al parecer, hasta hace unos meses, la joven solía frecuentar al grupo e, incluso, mantuvo una relación con uno de ellos, pero no prosperó. 

Pese a las sospechas, las víctimas aseguran no haber reconocido a los agresores y que les dispararon con la intención de “matar” a todos los presentes. La causa está a cargo del fiscal Gustavo Pirrello de Homicidios y no tiene detenidos. 

La información policial indica que el hecho de sangre tuvo lugar a las 3.30 en el interior del barrio Villa Graciela del distrito de Rodeo de la Cruz. Afuera de un domicilio, en una esquina Humahuaca y Nahuel Huapi, se encontraba un grupo  de cinco amigos tomando cerveza, según relataron. 

Uno de ellos, Gabriel Jara (24), recién llegaba al lugar y saludaba a los demás cuando apareció una motocicleta –110cc– con dos personas a bordo. El conductor sacó una pistola y comenzó a disparar contra los cinco jóvenes. 

Al oír la primera de las detonaciones, las víctimas empezaron a correr en distintas direcciones. El agresor realizó, al menos, nueve disparos. Dos balas alcanzaron a dos de los jóvenes. Brian Muñoz (18) fue herido en la pierna derecha cuando se alejaba del lugar. 

Por su parte, Jara sufrió la peor suerte. Luego de que un proyectil le diera en el tórax, corrió algunos metros y se desplomó en la calle y perdió la vida de forma casi inmediata. En tanto, Muñoz fue asistido en el Hospital Central y recibió el alta médica ese mismo día. 

Brian Muñoz, sobrevivió tras recibir un balazo en una pierna.

Horas después, se les tomó declaración testimonial a los sobrevivientes. Todos coincidieron en que el hecho ocurrió muy rápido, por lo que no alcanzaron a reconocer a los atacantes, que llevaban cascos, ni tampoco la patente ni características de la motocicleta en la que se movilizaban. En tanto, aseguraron que era la primera vez que se enfrentaban a una situación similar y que no sospechaban de conocidos. 

En las últimas horas trascendió que una de las líneas investigativas ubicó a una pareja, oriunda del barrio Escorihuela, como la posible autora del ataque. 

Fuentes consultadas señalaron que el hombre, que iba al mando del rodado menor, fue quien se encargó de efectuar los disparos. Mientras que, al parecer, la chica que lo acompañaba frecuentaba la casa donde se encontraban las víctimas, en la que siempre se junta ese grupo de jóvenes, ya que mantuvo una relación sentimental con uno de ellos durante algún tiempo. Uno de los sobrevivientes habló con El Sol e indicó que hace casi medio año que la joven ya no mantenía contacto con ellos.

En cuanto al móvil, los detectives creen que las balas pudieron estar dirigidas al ex novio de la fémina, pero, las víctimas afirmaron a este diario que no hubo un objetivo durante el ataque, sino que les dispararon con la intención de “matar” a los cinco. Más allá de que las primeras sospechas giran en torno a esa pareja, los pesquisas aún no cuentan con pruebas suficientes como para ordenar su detención. Por lo que el caso no tiene detenidos. 

Por otro lado, una de las víctimas contó que esa zona guaymallina suele ser tranquila pero que en ocasiones ocurre este tipo de hechos que terminan con la paz en la barriada.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.