access_time 18:24
|
19 de julio de 2007
|
|
UNIDAD FISCAL ESPECIAL

Crimen de la profesora: pedirán preventiva

En las próximas horas, la situación procesal de la pareja de la víctima, Alejandro Ramírez, estará más comprometida ante la solicitud de la fiscalía. Ayer declaró una vecina pero no aportó demasiado. Sigue la recolección de pruebas.

La causa por el crimen de la profesora Sandra Díaz está atravesando horas decisivas. Por un lado, siguen declarando vecinos del barrio Petroleros: la intención de los pesquisas es tratar de comprobar la hora exacta en que su pareja, el detenido Alejandro Ramírez, salió con el VW Polo de la casa y si estaba solo en ese momento. Por el otro, auxiliares del fiscal especial Luis Correa Llano estaban ayer redactando el pedido de prisión preventiva contra Ramírez, por lo que el juez de Garantías Manuel Cruz Videla deberá definir si cree la hipótesis del magistrado: que Díaz fue asesinada por su concubino luego de una fuerte discusión.

 La otra versión, la del acusado, es que ambos fueron asaltados por dos delincuentes a la salida de un cajero automático, ubicado en el Hospital Notti, que su pareja forcejeó con uno de los sujetos en el auto y que este la estranguló cerca del hotel Le Privé. Pero el fiscal no le cree a Ramírez. Esto porque es poco probable que haya salido de la casa a buscar plata “para pagar unas boletas” –tal como relató el imputado por homicidio simple– entre la noche del 30 y la madrugada del 31 de agosto, habiendo dejado a los pequeños hijos, de dos (con Síndrome de Down) y diez años (hija de la docente), junto a la madre de Díaz, enferma de Alzheimer.

 Correa Llano, quien llegará a la provincia en un par de semanas porque está de viaje en el exterior, delegó las resoluciones del caso en los auxiliares y en su par Daniel Carniello. Antes de marcharse, dejó en claro su hipótesis y cómo se debía encaminar la investigación: de acuerdo con las pruebas recolectadas y con otros indicios recibidos en las testimoniales, entiende que Ramírez mató a su mujer en la casa del videoclub y la llevó al descampado que está cerca del hotel alojamiento Le Privé, donde se presentó para pedir ayuda la noche del crimen.

De todas formas, la defensa está esperando el arribo de las pericias forenses realizadas en las uñas de la víctima para determinar si quedaron restos de piel de otra persona cuando se defendió de las agresiones. En una primera recolección, las cinco huellas halladas en el auto no eran de la víctima ni de su esposo.Ramírez se encuentra contra las cuerdas, porque dos vecinas declararon que lo vieron salir solo el jueves 30 de agosto a la noche, sin acompañante. De estas testimoniales se desprende que la docente habría sido ultimada en la casa y trasladada, en algún lugar del coche, hasta las adyacencias del hotel alojamiento.

 Los auxiliares de la Unidad Fiscal Especial esperaban ayer que la vecina que fue citada aportara más claridad sobre lo que hizo Ramírez en las horas en las que se produjo la muerte. La mujer, quien habría comentado por todo el barrio que escuchó una fuerte pelea entre la pareja ese día, no sostuvo lo mismo ante los pesquisas. Debido a esto, se ubicará a su esposo para que cuente su versión. Según la testigo, quien vive frente a la casa del conflicto, su marido vio salir el rodado cerca de la 1 y esto le llamó la atención. El aporte de este testigo, de quien no se conocen mayores datos, serviría para corroborar si Ramírez salió solo o con su pareja sentada en el asiento del acompañante.

Según el análisis del Cuerpo Médico Forense, el deceso de la mujer se produjo entre una hora antes y una hora después de las 2, por lo que la salida del auto y la hora de extracción del dinero se han transformado en uno de los datos clave para la causa. Sin embargo, la fiscalía solicitará la prisión preventiva para el imputado en las próximas horas y seguirá recolectando pruebas para incorporar en el complejo expediente.

Ramírez, quien está alojado en una celda de la Penitenciaría, declaró a los pocos días del hecho y ratificó que la agresión se produjo después de retirar dinero del cajero,momento en el que fueron abordados por dos sujetos, quienes los llevaron hasta el lugar donde apareció el cuerpo de Díaz, el cual, para el desconcierto de los investigadores, no presentaba, cuando se hizo la necropsia, signos de haber estado en un descampado.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.