access_time 07:11
|
4 de diciembre de 2017
|
En Luján y Las Heras

Creen que hubo conflicto de drogas en dos asesinatos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1512350243851portadahomicidios.jpg
Ricardo Molina y Omar Morales.

Ricardo Molina Valdez, un sujeto que se encontraba con libertad condicional, fue ejecutado de tres disparos en el Bajo Luján. En tanto, el cadáver de Omar Andrés Morales (19), quien era buscado desde el miércoles, fue hallado en Villavicencio. Ambos casos apuntan a temas de drogas.

La actividad de los detectives policiales y judiciales dedicados a investigar homicidios se vio convulsionada durante la jornada de ayer. En las primeras horas, el ex convicto Ricardo Martín Molina Valdez (28) fue asesinado de tres disparos en la zona del Bajo Luján. Mientras que, antes del mediodía, el cuerpo de Omar Andrés Morales, un joven que estaba desaparecido desde el 29 de noviembre, fue hallado sin vida y con varias heridas de bala en Villavicencio, Las Heras.

Los pesquisas analizan si ambos casos, que están a cargo del fiscal de Homicidios Horacio Cadile, fueron por temas relacionados a las drogas. Pese a esto, ambas investigaciones son prematuras y no se descartan otras hipótesis.

Creen que fue a comprar droga y terminó muerto

Ricardo Martín Molina Valdez cumplió años el sábado y en la noche se juntó con amigos y familiares a celebrar. Pese al mal tiempo, los festejos se extendieron hasta la madrugada de ayer.

Minutos antes de las 8, Ricardo se dirigió con un amigo individualizado como Chani hacia el barrio Costanera Sur.

Una versión sostiene que iban con la intención de comprar estupefacientes en un “quiosquito” ubicado en ese complejo.

Al parecer, las cosas salieron mal en el interior de la barriada. Fuentes señalaron que hubo un conflicto entre los amigos y otros sujetos que allí residen, y, Molina Valdez resultó con tres balazos en la espalda.

Sólo bastaron algunos minutos para que el ex reo perdiera la vida. Según la reconstrucción, Chani intentó sacarlo del lugar para ayudarlo, pero las heridas eran de gravedad y la víctima no resistió.

Momentos después, tras un llamado a la línea de emergencia 911, las fuerzas policiales se desplazaron hasta el lugar y trabajaron en la escena. Al verificar la identidad de la víctima, apareció un extenso prontuario. Molina había entrado y salido de la cárcel en siete ocasiones a lo largo de nueve años.

Entre sus antecedentes figuran decenas de robos agravados y simples, amenazas, resistencia a la autoridad y hasta exhibiciones obscenas, contaron las fuentes.

Por su parte, allegados a la víctima que hablaron con El Sol aseguraron que Chani habría tenido problemas con un dealer cuando estaban en el interior del bajo. Al parecer, Molina Valdez intentó defenderlo y se enfrentó cuerpo a cuerpo con el sujeto, que terminó por propinarle los tres disparos letales. Pese a esto, los investigadores aguardan la declaración del amigo del ex reo para aclarar los pormenores del hecho e identificar al agresor.

Desaparecido tras salir de una comisaría

Por su parte, desde el miércoles 29 de noviembre, Omar Andrés Morales era desesperadamente buscado por su familia. Mediante las redes sociales y con una denuncia judicial de por medio, agotaron todas las instancias para conocer el paradero del joven.

Ayer al mediodía, un grupo de personas que disfrutaban su domingo en Villavicencio se topó con un cadáver en descomposición, de acuerdo con fuentes del caso. Rápidamente dieron aviso al 911 y efectivos arribaron al lugar para constatar la novedad.

Tras verificar que se trataba de un masculino que presentaba diversas heridas de bala en el cuerpo, se dio intervención a la Fiscalía de Homicidios, que tiene de turno a Horacio Cadile. El representante del Ministerio Público fue al lugar junto con personal de Investigaciones y Científica que dieron inicio a las labores poscrimen.

Las tareas permitieron identificar el cuerpo en poco tiempo. El mismo pertenecía a Omar Andrés Morales, que estaba siendo buscado desde que su familia radicó la denuncia por averiguación de paradero en la Oficina Fiscal Nº5 de la Comisaría 16ª.

Las fuentes agregaron que el chico había sido aprehendido el miércoles 29 a las 23.40 por averiguación de antecedentes en las inmediaciones del barrio Las Dalias, en Godoy Cruz. Fue llevado a la Comisaría 50ª y, como no presentaba medidas pendientes, recuperó la libertad a las 00.40 del jueves, pero nunca regresó a su casa.

Ahora, los pesquisas intentan determinar las circunstancias en las que la víctima fue ejecutada. Para eso ordenaron registrar cámaras de seguridad de las inmediaciones de la comisaría godoicruceña y del lugar donde fueron hallados sus restos.

Los pesquisas llegaron a la conclusión de que salió de la dependencia policial y luego fue capturado por los homicidas, porque no tenía puestos los cordones de la zapatillas que calzaba. Los mismos se encontraron en un bolsillo de la víctima, cuando Científica tomó contacto con el cadáver.

En un principio los pesquisas pusieron el ojo en el personal de la dependencia policial pero, con el paso de las horas, esta hipótesis careció de pruebas, contaron los detectives, y apuntan a un ajuste de cuentas.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.