access_time 16:15
|
23 de agosto de 2006
|
CRÉDITOS HIPOTECARIOS

Creen poco factible que haya cuotas de 600 pesos

Lo dijeron directivos de bancos privados. Aseguraron que están estudiando cómo poner en marcha el sistema anunciado por Miceli.

    Directores, gerentes y algunos contadores de sucursales de bancos privados con sede en Mendoza coincidieron en que es “muy difícil” que las entidades otorguen créditos hipotecarios con cuotas que ronden los 600 pesos, como pretende el Ejecutivo nacional. Los directivos se excusaron de publicar sus nombres con el mismo argumento: el tema de los créditos está siendo analizado en el seno de los bancos, por lo que nadie quiere adelantarse a lo que decidirán. Pese a la reticencia de los directivos, todos confirmaron que es muy difícil que otorguen créditos con cuotas tan bajas, como el monto que pagan hoy los ciudadanos de clase media por un alquiler. Pero esta es la intención del Ejecutivo.

EL PROYECTO. El Gobierno nacional anunció la semana pasada la puesta en marcha en setiembre de un sistema para facilitar el acceso al crédito para la compra de viviendas. De acuerdo al anuncio de la ministra de Economía, Felisa Miceli, los bancos financiarán hasta 100 por ciento del valor de la vivienda cuando cuesten menos de 200.000 pesos y hasta 90 por ciento para las que valgan entre 200.000 y 300.000 pesos. La funcionaria también anunció un sistema de leasing, por el cual la gente podrá alquilar una propiedad, pero con opción de compra. Es decir que, a medida que pague la cuota mensual, se irá descontando el valor total del inmueble.

    Pero no dio especificaciones sobre los detalles de cómo se concretará la iniciativa. Miceli también dijo que los inquilinos que tengan entre 8 y 12 cuotas de alquiler pagadas en término, y con los recibos en regla, calificarán para que las entidades financieras les presten fondos. También hubo anuncios para los empresarios. El Gobierno le devolverá anticipadamente el IVA a las constructoras como una forma de incentivar la actividad.

LAS DUDAS. El día después de los anuncios, en las entidades privadas había una gran incertidumbre sobre cómo se pondría en marcha este sistema de flexibilización. Desde ese momento, el tema se trata puertas adentro de las entidades bancarias pero aún no hay una decisión tomada de cómo se implementará. El domingo, el diario porteño Perfil publicó una investigación en la que aseguró que el Gobierno está presionando fuertemente a los bancos privados para que bajen las tasas de interés y sean ellos los que corran los riesgos. Esto debería incluir cuotas bajas a 20 años.

    Aunque ninguno de los directivos mendocinos aceptó que existan presiones, aseguraron que están estudiando el tema. El punto donde se empantanan las buenas intenciones son los requisitos que piden las entidades privadas para dar un crédito, el sueldo promedio que debe tener un beneficiario y las cuotas, que en ningún caso bajan de los 1.000 pesos para un crédito hipotecario. La brecha entre lo que cobra un ciudadano y lo que solicita el banco es muy difícil de salvar. Los directivos confiaron a El Sol que es “casi imposible” pensar que la banca privada ofrezca créditos con cuotas de 600 pesos, sobre todo si se tiene en cuenta que el Ejecutivo busca que financien 100% del valor de la vivienda.

    Uno de los puntos que agranda aún más la brecha es el de las tasas de interés, que actualmente rondan el 11,7% e incluso llegan a 13% en las entidades privadas. Pero, hasta el momento, nadie sabe cuál será el mecanismo para intentar reducir esas tasas a 9%. Por ahora, los directivos dijeron que es una utopía. Aunque el anuncio se hizo hace una semana, las entidades tienen tan poca información como en ese momento y aún no saben qué ofrecerán.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.