access_time 13:48
|
30 de septiembre de 2006
|
|
ENFRENTAMIENTOS EN REGIÓN COCALERA

Crece la tensión en Bolivia

Dos campesinos murieron y otros resultaron heridos en un enfrentamiento con la policía en la zona del Chapare. Siete efectivos fueron tomados como rehenes.

    Dos campesinos muertos, varios heridos y siete policías tomados como rehenes es el resultado parcial de un enfrentamiento armado entre agricultores y fuerzas de la Policía y el Ejército, ocurrido ayer en la región cocalera del Chapare, en el centro de Bolivia.

    La muerte de los agricultores fue confirmada por el comandante de la Policía de Cochabamba, Raúl Benavente, en declaraciones a la emisora de Radio Fides. Benavente dijo que el enfrentamiento se produjo ayer en la mañana en el Parque Nacional Carrasco, donde efectivos de la Fuerza de Tareas Conjunta (FTC) fueron “emboscados” por gente del lugar.

    ERRADICACIÓN DE PLANTACIONES. La FTC es la unidad de elite del Ejército y la Policía, creada para erradicar las plantaciones de coca ilegales, que en Chapare son la mayoría, según las autoridades bolivianas. El jefe policial dijo que, cuando los uniformados se aprestaban a iniciar su labor diaria de destrucción de cocales, “hubo una emboscada y enfrentamiento donde han fallecido dos colonos, pero también ha habido dos heridos de la Policía Nacional”.

    Añadió que esos dos policías resultaron con heridas de bala y que, según informes preliminares recibidos desde la zona, “existen siete policías rehenes en poder de los colonos”. Benavente agregó que, debido a la gravedad de las heridas, los policías afectados fueron trasladados a la ciudad de Santa Cruz y que los campesinos lesionados al Hospital de Chimoré. El Parque Carrasco es una de las regiones donde los campesinos bolivianos han ampliado los cultivos de coca.

    Según la normativa en vigor, en Bolivia se puede sembrar coca en sólo 12.000 hectáreas de los Yungas, en el departamento de La Paz, para cosechar hoja destinada al consumo tradicional y medicinal de la población. Sin embargo, hay entre 27.000 y 30.000 hectáreas de cocales, según cifras de las Naciones Unidas y de la embajada de Estados Unidos.

    El Gobierno del presidente Evo Morales, que sigue siendo dirigente de los sindicatos de cocaleros del Chapare, anunció recientemente que aumentaría los sembrados de coca legales de 12.000 a 15.000 hectáreas, pero, al mismo tiempo, impulsará la erradicación del resto. Morales recibió ayer la información del incidente, el primero con muertos en el Chapare desde el 2004.

    CONFLICTOS CON MINEROS. Mientras se producían los enfrentamientos en la zona cocalera, el Gobierno de Bolivia advirtió ayer que recurrirá a la fuerza pública para poner fin al bloqueo de la principal carretera del país, cerrada desde hace cuatro días por mineros. La ministra de Gobierno (Interior), Alicia Muñoz, anunció el posible uso de la fuerza para reanudar la circulación en la zona de Caihuasi, ante la “intransigencia” de los mineros.

    Agregó que buscan evitar que los mineros se enfrenten con pasajeros y transportistas perjudicados por los bloqueos. Sería la primera vez que el presidente de Bolivia, Evo Morales, use la fuerza pública contra una protesta de un sector sindical.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.