access_time 08:29
|
6 de diciembre de 2019
|
|

Ciencia

Crearon un plástico que "camina solo"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1575555160604Plastico-camina.jpg

Reacciona a los impulsos de luz y fue desarrollado por investigadores de Finlandia. La novedosa técnica podría servir para la creación de músculos artificiales.

Un grupo de investigadores de las universidades de Aalto y Tampere (Finlandia) lleva años trabajando en materiales capaces de moverse y de aprender, por medio de señales químicas o luminosas.

En tal sentido, este miércoles han publicado un estudio en la revista "Matter" en el que demuestran que es posible enseñar a un polímero de cristal líquido a moverse, y encima lograr que se quede adherido a un objeto de un determinado color, según ABC.

Sus desarrolladores afirman que se trata de un experimento que podría conducir a la creación de músculos artificiales, 

Las piezas de plástico están hechas de polímero de cristal líquido termo-sensible y una capa de matriz. Pueden convertir la energía en movimiento mecánico, simulando una caminata.

Su mayor avance fue poder enseñarle a responder a las fuentes de luz en lugar de tener que usar calor para deformar el plástico para generar movimiento. 

Al igual que el experimento del perro de Pavlov, en el que se le enseña a un perro a asociar una campana con la comida, "engañaron" al robot usando la luz con calor hasta que respondió a la luz solo.

"Estas redes de cristal líquido controladas a distancia se comportan como pequeños músculos artificiales", dice el autor principal Arri Priimägi. "Espero y creo que hay muchas maneras en que pueden beneficiar el campo biomédico, entre otros campos como la fotónica, en el futuro", agregó. 

Cómo es el proceso

El proceso de acondicionamiento, que asocia la luz con el calor, permite que el tinte en la superficie se difunda por todo el actuador, volviéndolo azul. 

El fenómeno aumenta la absorción total de luz, lo que eleva la temperatura del actuador. Luego "aprende" a doblegarse tras la irradiación.

Qué sigue

El siguiente paso para el equipo es aumentar la cantidad de control que tienen sobre el movimiento del plástico y hacer que el sistema sea más complejo.

Quieren comprender mejor los límites en las analogías que pueden establecerse entre los sistemas biológicos y estos 'robots' de plástico.

"Nuestro objetivo es hacer preguntas que quizás nos permitan mirar materiales inanimados desde una nueva luz", dijo el Dr. Priimägi.

En un experimento diferente pero relacionado, los investigadores finlandeses crearon un "Perro de Pavlov" de plástico con patas de plastilina y un 'cuerpo duro' lleno de una versión líquida del 'plástico para caminar' utilizado en el experimento principal.

Luego entrenaron ese plástico líquido para que goteara del cuerpo duro cada vez que se iluminaba con una luz, imitando los efectos del experimento de Pavlov's Dog.

El equipo efectivamente hizo que su perro falso 'salivara' cuando se encendía una luz en un análogo directo a la salivación que hace un perro real cuando suena una campana. 

Además de caminar y babear, los sistemas también pueden "reconocer" y responder a diferentes longitudes de onda de luz que corresponden al recubrimiento de su tinte.

Esta característica significa que el material puede ajustarse y es efectivamente un micro-robot blando que puede controlarse de forma remota. 

La investigación ha sido publicada en la revista Matter

 

Fuente: Cell / Dailymail / matter

Seguí Leyendo:

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.