access_time 07:22
|
1 de diciembre de 2016
|
Editorial

Cortar con la impunidad

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/103/064/001103064.jpg

El gobernador Alfredo Cornejo tiene la oportunidad de demostrar que no existe más la inmunidad ni la impunidad para jueces y fiscales que no cumplen con su trabajo, tal como indica la Constitución de la provincia.

La renuncia presentada por la fiscal Anabel Orozco, cuestionada por haber inventado una licencia médica para irse de vacaciones a Brasil, es un capítulo más en la seguidilla de conductas reprochables, que contradicen la ética de un magistrado y marcan el poco apego al trabajo que ha tenido y el enfoque fútil que le ha dado a su cargo.

La dimisión es un gesto de desvergüenza, cuyo único objetivo es lograr tener una jubilación privilegiada, a la que no podría acceder si fuese sometida a un Jury de Enjuiciamiento y, eventualmente, destituida.

Cornejo tiene ahora el futuro de Orozco en sus manos. Si acepta la renuncia, la fiscal se saldrá con la suya. Si no lo hace, podrá dar un mensaje más claro que cualquier declaración en los medios. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.