access_time 07:03
|
7 de diciembre de 2018
|
Balance

Cornejo asumió que "faltó timing" para anunciar 190 días de clases

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1544147736538IMG_7888.jpg

El gobernador hizo un repaso de su gestión y se refirió al "error" de querer imponer 190 días de clases con tan poca anticipación.

El próximo domingo el gobernador Alfredo Cornejo cumplirá tres años de gestión. A  uno de dejar el mandato y aún con un futuro incierto en lo político, el mandatario realizó un balance de su trabajo comandando la gestión pública.

Uno de los temas que estuvo en el ojo de la tormenta en los últimos días fueron los 190 días de clases que quiso implementar el Ejecutivo desde el 18 de febrero, pero tras la resistencia que esto generó, el gobernador tuvo que dar la cara, retroceder, y admitir el error.

“El debate no vino mal, me jode retractarme pero es mejor retractarse que insistir”, señaló.

“Lo reconozco como un error de nuestro equipo y un error mío. No es que me agrade pero lo mejor que podíamos hacer es echarnos para atrás”, sostuvo Cornejo. De hecho comparó su error con los que en ocasiones le cuestiona o no le gusta de la gestión de Mauricio Macri.

“Hicimos algunas cosas que no me gustan del gobierno nacional, que es no preparar el campo para reformas grandes”, añadió.

En torno a esto reconoció que no tuvieron “el timing” adecuado para que no llegue “como un balde de agua fría. “Estuvo mal preparado, mi equipo al proponerlo y yo al aceptarlo, soy el responsable”, admitió el gobernador.

Lo cierto es que la gestión no se da por vencida y si bien el próximo año las clases comenzarán el 6 de marzo, apuntan a “dar el salto de calidad”. “Desde la racionalidad no estaban mal los 190 días de clases”, concluyó.

Entre los argumentos que usó el gobernador para defender los 190 días de clases se refirió a la “armonía” que mantiene con los sindicatos y se mostró esperanzado en que este año se pueda llegar a un acuerdo con el Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE).

“Los docentes son casi la mitad de los empleados públicos, ojalá lleguemos a un acuerdo y no un decreto”, manifestó.

Una app para los docentes y padres a partir de marzo

En medio del mea culpa que realizó el mandatario, una de las medidas más importantes que implementará la DGE es la implementación a partir del 1 de marzo de lo que Cornejo denonimó el “Go School Público”, es decir, una aplicación que servirá para mejorar el trabajo docente pero también para que los papás sigan el rendimiento escolar de los chicos.

La idea es que este software, que tendrán los docentes en sus celulares, les facilite las tareas en el aula. Esta aplicación, según adelantó el mandatario, ya se está desarrollando en el Polo TIC en Godoy Cruz.

De ahora en más no llenarán más el libro de asistencia, ni los programas que se van dando, sino que toda esa información se cargará digitalmente y también los padres podrán acceder. 

"Todo docente tiene un teléfono y los padres van a poder acceder a eso", sintetizó el gobernador. 

Mendotran: "A veces hay que pagar costos políticos y los he tomado"

Otro tema que generó polémica fue el sistema MendoTran mediante el cual se modificarán los recorridos de los colectivos.

“A veces hay que pagar costos y he tomado el costo político. Hacer un cambio para cien personas tiene mucha prensa pero no tienen impacto. Hacer cambios para 500 mil pibes, miércoles que se mueve todo”, señaló Cornejo. El gobernador admitió que “tiembla todo” al tener que realizar modificaciones para unas 700 mil personas que utilizan el transporte público en la provincia.

El balance

El gobernador sigue obsesionado en transformar el Estado “bobo” en un Estado “inteligente. Es consciente que se trata de un proceso aunque enumeró algunos resultados que se están viendo en diversas áreas de la administración pública.

Si bien no adelantó futuras reformas se refirió a algunas ya conocidas que tiene en mente como la modificación de la Ley del Tribunal de Cuentas y la Ley de Administración Financiera en lo que hace al roll-over de la deuda.

Salud

En este aspecto Cornejo reiteró que se logró una cobertura más amplia especialmente para los sectores más pobres, cubriendo sectores medios también. Pero entre los más destacable el mandatario se refirió al cobro a las obras sociales, que están pagando.

Por poner un ejemplo el gobernador indicó que los afiliados a OSDE se atienden en hospitales públicos, principalmente en pediatría y accidentología, pero destacó que ahora pagan.

Seguridad

Este es el área donde más se obsesionó desde que llegó al sillón de San Martín a la par de la administración de justicia.  Tal como lo ha realizado en otras ocasiones enumeró una serie de indicadores que lo llevan a pensar que están en la dirección correcta.

En torno a eso explicó que sumando el crimen del joven de 13 años del jueves, en total este año se han registrado 101 homicidios y comparó los números con el gobierno de Julio Cobos donde en un año se registraron 180 homicidios.

De todos modos reconoció que en Mendoza “hay inseguridad”  como robos de autos y violencia para robar celulares a jóvenes y ancianos, entre otros.

En materia penitenciaria también habló de “progresos”. Tenemos resultados muy fuertes. El cambio en gran medida está en el equipamiento policial y en el Ministerio Público Fiscal donde se persiguen los delitos con armas con otros criterios”, sostuvo.

“Los fiscales en general se han ido acomodando al esquiema con muy buena predisposición y la policía se encamina hacia eso también”.

Justicia

En el caso de la Justicia, una de las obsesiones de esta administración, se mostró conforme con los resultados obtenidos tras las modificaciones que viene realizando. Cornejo aprovechó y le mandó un palo a la Suprema Corte por no “asumir el liderazgo” con algunos problemas puntuales.

Por ejemplo se refirió al reclamo del Colegio de Abogados, que esta semana se quejaron por las demoras y los problemas que sufren a diario en el Poder Judicial. Cornejo explicó que se están realizando las mudanzas por los cambios a la oralidad, pero que el gremio determinó que debe hacerse en horario laboral.

“Los decisores judiciales no quieren entrar en contradicción con el gremio”, manifestó. Además se mostró a favor de ir hacia la autarquía judicial para que tengan su presupuesto y sea la Corte la que asuma la negociación paritaria. Sin embargo señaló que varios gobiernos lo han intentado pero no se ha podido avanzar sobre la cuestión.

“El medio vaso vacío es que debemos ir a una mayor eficacia del Estado, hay mucho por hacer todavía”, concluyó.

Por Marisa Alarcón, Maximiliano Quinteros y Jorge Hirschbrand

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.