access_time 10:34
|
28 de octubre de 2009
|
|
TRAS LA SALIDA DE PICCO

Córdova habla de reunificación de las CGT pero con condiciones

Tras la destitución de Roberto Picco, la Confederación General del Trabajado (CGT) Regional Mendoza, dividida en dos facciones desde hace cuatro años, podría reunificarse si se dan ciertas condiciones.

    Tras la destitución de Roberto Picco, la Confederación General del Trabajado (CGT) Regional Mendoza, dividida en dos facciones desde hace cuatro años, podría reunificarse si se dan ciertas condiciones. Así lo afirmó el dirigente Jorge Córdova, quien, junto a Miguel Montaña, de FOEVA, conforman la mesa directiva de la CGT unificada, popularmente conocida como Rucci, en homenaje al dirigente asesinado. El tercer miembro de este sector también falleció hace algunos años y fue el representante del sector camionero, Mario Zaffora. En el 2005, la CGT Regional Mendoza se fraccionó y las 97 fuerzas gremiales que adherían a ella se dividieron casi en partes iguales.
    Así, unos 50 gremios conformaron cada una de las centrales de trabajadores. La mitad se inclinaba por las ideas del dirigente nacional Hugo Moyano, apoyando la línea de Gobierno nacional, donde se encontraba Roberto Picco, hasta el lunes titular de una fracción de la CGT, y la otra mitad era opositora a esta fracción y estaba liderada por Córdova, pero aquí también aparecieron algunos gremios que decidieron apoyar al polémico Luis Barrionuevo, titular del Sindicato Gastronómico a nivel nacional. Con este mapa de situación, la unificación era una idea que muchos veían lejana. Sin embargo, con la destitución de Picco, el panorama parece haber cambiado y Córdova se animó a hablar de reunificación, pero con condiciones. “La reunificación es previsible, lo que ocurre es que hay que limar muchas asperezas, han pasado muchas cosas y los enfrentamientos han sido muy duros.
    Es necesario dar una discusión profunda y muy seria, hay muchas cosas que se deben charlar todavía”, afirmó Córdova. Si bien dirigentes de ambas fracciones asumen que la salida de Picco es un paso muy importante para firmar la paz, también son conscientes de que hay temas muy importantes por resolver. En la agenda de esta futura mesa de diálogo para la reunificación estarían incluidos temas como la figura de Barrionuevo y las afinidades que genera en la provincia, la situación de dirigentes con roles activos en la política kirchnerista, el rol opositor que la CGT mantiene hacia el Gobierno provincial y la pérdida de espacio que en la lucha popular de los trabajadores ha tenido la CGT, en detrimento de otras centrales, como la CTA.
    “Nosotros somos conscientes de que la CGT debe unirse para ganar fuerza, además, es lo que nos pide la gente. Reconocemos la lucha de los compañeros de la CTA, pero también hay que tener en cuenta que es distinto el poder de convocatoria de ambas centrales. Por ejemplo, en el Estado funcionan varios mecanismos para evitar el descuento de los días, la movilización en el ámbito privado es más difícil, porque si el trabajador no cumple, no come, pero es cierto que la división nos debilitó y nos quito presencia”, reflexionó el dirigente.
    De este modo, se estima que, en las próximas semanas, dirigentes de ambas fracciones se reunirán de manera informal para sentar una postura tentativa sobre la situación pero es casi un hecho que se comenzará a trabajar en la unificación de la CGT.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.