Ordenan la excarcelación de Amado Boudou

access_time 22:29
|
6 de diciembre de 2018
|
Fútbol

¡Central, campeón de la Copa Argentina!

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1544152590655CENTRAL2.jpg

Rosario Central le ganó este jueves, 4 a 1, por penales a Gimnasia y se consagró en Mendoza. En los 90 minutos habían igualado 1 a 1.

Rosario Central se consagró campeón de la Copa Argentina, tras haber vencido 4 a 1, por penales, a Gimnasia La Plata, luego de haber igualado 1 a 1 durante el tiempo reglamentario. Fernando Zampedri y Lorenzo Faravelli marcaron los tantos de la igualdad del partido disputado en el estadio Malvinas Argentinas.

El gol "canalla"

El gol del Lobo

 

El partido empezó parejo. Durante los primero minutos, ambos se estudiaron, se analizaron y prácticamente no se atacaron. Así pasaron 15 minutos absolutamente deslucidos, con poco juego , mucho roce y, sobre todo, muchísimo nerviosismo.

Sin embargo, cuando el partido ganaba en fricción, Rosario Central consiguió adelantarse en el marcador gracias al tanto de Fernando Zampedri, quien a los 19 minutos puso el 1 a 0. El tanto fue luego de una secuencia de rebotes dentro del área.

Con el resultado a favor, los Canallas aumentaron aún más la intensidad en cada cruce y el partido era absolutamente trabado y deslucido. En ese marco, el equipo de Edgardo Bauza dejaba que los minutos pasaran y hacía su propio negocio.

Así, entre discusiones y polémicas, con poca situaciones de gol, y un partido que nunca terminó de armarse, ambos se fueron a los vestuarios.

En el complemento, cuando apenas iban 7 minutos, apareció Lorenzo Faravelli para establecer el sorpresivo empate. El jugador tripero encabezó una gran contra, tras un error del rival y no perdonó. Las cosas se ponían 1 a 1.

Entonces, los Canallas, que se encontraban cómodos con el resultado, se vieron obligados a salir a buscar un gol. Mientras tanto, los platenses contaban con chances de contra. El partido, ahora sí, había comenzado a tomar intensidad.

Con muchísimos espacios, el Lobo tuvo dos situaciones clarísimas pero no consiguió volver a vulnerar el arco del contrario. Por su parte, Central también lo tuvo a través de Marco Ruben. El encuentro ganaba velocidad, dramatismo y emoción.

El tiempo se fue consumiendo y, a pesar de que ambos lo intentaban, no conseguían quebrar el resultado. Ambos intentaban evitar la definición por penales, pero sin tanta eficacia en la ofensiva.

Si bien no hubo mucho fútbol, ambos demostraron mucha tenacidad y jugaron el partido al límite hasta el final. Pelearon con uñas y dientes cada pelota y lo buscaron permanentemente, aunque con la cabeza tan caliente, no consiguieron volver a desnivelar la historia.

El resultado no cambió y ambos definieron su suerte desde los doce pasos. En la definición, Rosario Central estuvo muy preciso y se quedó con el título, tras haber vencido por 4 a 1.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.