access_time 12:53
|
17 de agosto de 2006
|
14 DE SETIEMBRE

Convocatoria para debatir sobre la muerte digna

El diputado provincial por el partido Alternativa para una República de Iguales (ARI), Néstor Piedrafita, realizó ayer una convocatoria a todos los sectores sociales mendocinos para debatir el proyecto de ley sobre los actos de autoprotección, más conocido como registro para una muerte digna. La cita es para el 14 de setiembre en el Salón de los Pasos Perdidos de la Legislatura Provincial.

    El diputado provincial por el partido Alternativa para una República de Iguales (ARI), Néstor Piedrafita, realizó ayer una convocatoria a todos los sectores sociales mendocinos para debatir el proyecto de ley sobre los actos de autoprotección, más conocido como registro para una muerte digna. La cita es para el 14 de setiembre en el Salón de los Pasos Perdidos de la Legislatura Provincial. Piedrafita explicó que durante esa jornada se presentará un panel de profesionales disertantes, entre los que habrá un médico, un especialista en religión y otro en bioética.

    Asimismo, el legislador comentó que se proyectarán fragmentos de películas internacionales donde se trata el tema de la muerte digna. “Estamos informándonos y recabando datos de la legislación de los países avanzados en el tema para explicar mejor el proyecto y dejar en claro que no se trata de eutanasia, sino de que una persona pueda dejar por escrito cómo quiere vivir sus últimos días”, señaló el representante del ARI.

    Cabe recordar que el autor del anteproyecto de ley fue el tesorero del Colegio Notarial de Mendoza, Pablo Marino, aunque ahora será el ARI quien le dará impulso en la Legislatura. Entre los puntos centrales de la iniciativa se establece que en el registro se deje asentada la voluntad de la persona que solicite la autoprotección acerca de cómo desea vivir sus últimos días, en caso de padecer una enfermedad terminal y que quede incapacitado para tomar sus propias decisiones.

   Pero, además, podrá designar por escrito a sus albaceas. Estos serán quienes velen por el cumplimiento de la voluntad del paciente al momento en que sobrevenga su incapacidad. Es decir, deberán aceptar o rechazar los tratamientos que el enfermo haya determinado. Ya a fines del año pasado, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados vio con buenos ojos esta iniciativa y se comprometió también a tratarla, pero no hubo ningún proyecto al respecto, por lo que el escribano Marino decidió comprometerse en su elaboración.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.