access_time 15:02
|
29 de noviembre de 2019
|
|

¿Conviene viajar a Chile tras la devaluación de su moneda?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1537036876026Paso%20a%20Chile%2015-9.jpg

El peso chileno cayó al mínimo histórico debido a la crisis, por lo que el cambio es más favorable para los argentinos. Sin embargo, no siempre se traduce en precios más bajos.

El peso chileno continúa devaluándose esta semana, como consecuencia de la serie de protestas que vive el país trasandino, donde un dólar equivale a $850 unidades de la moneda trasandina. De esta forma, el cambio es más favorable que en meses anteriores para los argentinos que decidan viajar a Chile en estas vacaciones, a pesar del panorama social. Sin embargo, ¿conviene cruzar la cordillera con los nuevos precios, considerando sólo el aspecto económico?

Con respecto al gasto en combustible, mientras que en Mendoza el litro de nafta súper está a 0,86 dólares, el equivalente en Chile está a 1 dólar en la Región Metropolitana, con pequeñas variaciones en las distintas regiones, pero siempre por encima del valor en Argentina.

Siguiendo con la comparativa en dólares, en gastos de supermercado, el kilo de azúcar en Chile va desde los 0,50 centavos de dólar a 1 dólar, mientras que en Mendoza la cifra no supera los 70 centavos de la divisa norteamericana. Algo similar ocurre con la leche, que allá se encuentra a partir de US$ 0,90 y en los supermercados locales cuesta entre US$ 0,60 y US$ 0,70.

El pan de hallulla cuesta US$ 1,58, contra US$ 1,44 del kilo de pan miñón en Mendoza. 

Por otro lado, comprarse un pancho resulta también más barato del lado argentino, que tuvo varias corridas cambiarias durante el año. Las variedades con palta en negocios locales van desde US$ 1,67 a US$ 2,5. En comparación, el completo en Chile cuesta entre 2,57 y 3,15 dólares.

Donde sí se encuentra mejores precios continúa siendo el rubro electrónica: los mismos modelos de celulares son hasta 100 dólares más baratos del lado chileno.

Ese es el caso del Samsung Galaxy A9, que en las tiendas trasandinas se consigue a 471 dólares, frente a los US$ 585 que cuesta en Argentina.

Lo mismo ocurre con el Xiomi Mi A3: 200 dólares contra US$ 282 de este lado de la cordillera. A su vez, el Motorola One cuesta US$ 325 en Mendoza, pero en Chile se compra a US$ 211.

La economía en Chile

Hasta el inicio de la crisis, la más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), el valor histórico más bajo de la divisa chilena se había registrado en octubre de 2002, cuando cotizó a 761 pesos por dólar.

Además del desplome del peso, las protestas están causando graves impactos en el turismo y en el comercio por los cortes de carretera, los saqueos y los incendios, que impiden a los negocios funcionar a pleno rendimiento.

"El pasado mes de octubre, las ventas arrojaron la caída histórica más grande en 28 años, y para noviembre el panorama no se vislumbra mucho mejor. Por estas razones el comercio, los servicios y el turismo no pueden esperar más", afirmó este jueves el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), Manuel Melero.

El Banco Central rebajó hace unas semanas su previsión de crecimiento para 2019 del 2,5 a 1,9 % y el Gobierno estima que se podrían perder hasta 300.000 puestos de trabajo a finales de año, lo que elevaría la tasa de paro del 7 % al 10 %.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.