access_time 17:55
|
25 de octubre de 2006
|
|
INCIDENTES EN QUINTA DE SAN VICENTE

Contrapunto entre Justicia y Gobierno

El ministro Aníbal Fernández sigue sosteniendo que los hechos de violencia obedecieron a un complot, pero el juez que interviene en la causa descartó esa posibilidad

BUENOS AIRES (DYN). El Poder Ejecutivo, a través del ministro del Interior, Aníbal Fernández, y la Justicia se entreveraron ayer en un contrapunto respecto de un supuesto complot denunciado por el Gobierno en los incidentes de San Vicente, durante el traslado de los restos de Juan Perón. Pese a que el juez de garantías de La Plata César Melazo descartara la posibilidad de que haya habido un complot el día 17, cuando el enfrentamiento de dos grupos sindicales opacó un acto solemne para el peronismo, Fernández insistió que los disturbios fueron armados para perjudicar al presidente Néstor Kirchner.

    Hasta el momento, hay once detenidos y un prófugo por el hecho, casi todos de la seccional La Plata de la UOCRA, y un camionero, Emilio Quiroz, el autor de los disparos que captaron las cámaras de Canal 13. Otra persona de ese mismo gremio, Marcelo Daniel Ferreyra, alias Batata, fue identificado por el ministerio de Seguridad bonaerense y es buscado por la Policía. En ese marco, habría pruebas que demostrarían la pertenencia de estas personas a las barrabravas de Estudiantes y Cambaceres.

LA TEORÍA FERNÁNDEZ. El titular de la cartera política dijo estar “convencidísimo” de que “hay elementos más que suficientes” que avalan la teoría del complot y aseguró que tanto Melazo como la fiscal Leyla Aguilar hicieron “una valoración jurídica” de los hechos y no “política”. “Nosotros tenemos elementos más que suficientes para demostrar que la vocación ha sido perjudicar al presidente”, sostuvo Fernández. En cambio, para Melazo “hasta este momento no hay elementos” en la causa para sostener que se trató de un “complot” y que tampoco nada se sabe sobre “quién mandó”a los barrabravas a generar violencia.

    Analizó que “el gran problema de los barrabravas es que venden la seguridad y la inseguridad hasta por afuera del fútbol y esto implica el nervio madre del movimiento argentino de la política, que tal vez sea el suministro principal de subsistencia”. “El tema del complot hace un par de años que lo vengo escuchando en distintos momentos políticos: son las mismas teorías que nunca se ven reflejadas, ni siquiera con el aporte de pruebas; pareciera que es algo grave, pero nadie aporta pruebas para poder investigarlo”, sostuvo el juez.

    Fernández respondió con firmeza: “Que se arroguen el derecho de hablar de lo que no conocen no está bien. El juez y la fiscal no deberían hablar porque no conocen los elementos que nosotros estamos evaluando”. Señaló que “el financiamiento de la gente que fue a ese lugar fue pagado por alguien; tenemos en claro desde dónde salió, cuál era el objetivo y cómo se manejó ese tipo de cosas. Hasta donde yo he arribado con los datos que tengo hasta este momento, estoy convencidísimo de que fue armado”, insistió.

    Ante una pregunta, evitó hacer consideraciones sobre si Hugo Moyano –por la vinculación de su hijo, Pablo, con Madonna Quiroz– formaba parte de ese complot y reiteró que el camionero es recibido por el Gobierno como titular de la CGT. Al respecto, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna calificó de “tontería” la teoría del complot y afirmó que si él fuera presidente, “no le abriría la puerta a Moyano”.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.