access_time 19:43
|
16 de julio de 2007
|
|
DERECHOS HUMANOS

Continúa hoy el juicio a Von Wernich

En esta jornada testificará Héctor Timerman por las torturas a su padre

          El cónsul argentino en Nueva York, Héctor Timerman, declarará hoy ante el tribunal federal que juzga al ex capellán policial Christian Von Wernich por el secuestro y las torturas de su padre, el periodista Jacobo Timerman. Además, durante la jornada se oirá el testimonio del hijo de otro empresario periodístico secuestrado y desaparecido, Rafael Perrota (h).


          Jacobo Timerman, director y fundador del diario La Opinión, fue secuestrado el 15 de abril de 1977 en Capital Federal y estuvo cautivo en los centros clandestinos de detención Coti Martínez y Puesto Vasco, campos que eran visitados por el sacerdote. Von Wernich es juzgado desde el 5 de julio por el Tribunal Oral Federal Nº1 de La Plata por siete homicidios, 31 casos de tortura y 42 privaciones ilegítimas de la libertad. Timerman fue sometido a torturas con picana eléctrica durante meses y fue interrogado y acusado de ser testaferro del grupo Graiver, tras lo cual fue “legalizado” en el penal de Magdalena.


        Héctor Timerman, en declaraciones periodísticas efectuadas días atrás, aseguró: “Von Wernich no actuó de confesor ni de cura con mi padre, sino más bien de torturador”, y acusó al sacerdote de “participar de las torturas y de los interrogatorios”. Por otra parte, Rafael Perrota, abogado y dueño del diario El Cronista Comercial, fue secuestrado el 13 de junio de 1977 y sus captores exigieron a la familia el pago de un rescate que, a pesar de ser abonado, no dio como resultado su liberación. Perrota estuvo secuestrado en el centro clandestino de detención Coti Martínez, donde fue sometido a torturas y se presume que fue finalmente asesinado.


         Héctor Ballent, quien testificó el 10 de julio ante el Tribunal que juzga a Von Wernich, relató que cuando estaba en el centro conocido como Coti Martínez compartió cautiverio con Perrota, “quien vestía un traje gris con rayitas oscuras, camisa de fantasía y zapatos de charol y un día le dijeron que se sacara todo porque no lo iba a precisar más”. Ballent recordó también que tras la primera visita de Von Wernich a su lugar de cautiverio le pareció, por la forma de hablar de este, “que era un taquero (comisario) vestido de cura”.


           Hasta el momento testificaron ante el Tribunal siete personas, quienes coincidieron en afirmar que Von Wernich visitaba los centros Coti Martínez y Puesto Vasco pero no lo hacía para dar asistencia espiritual, sino para convencer a los detenidos de que colaboraran con los torturadores.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.