access_time 14:47
|
24 de noviembre de 2017
|

Consejos para dormir bien en un aeropuerto

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1511545633114dormir.jpg

El objetivo: pasar la noche lo mejor posible.

Aunque podría parecer un consejo banal, según Sleeping in Airports, si vas a dormir en un aeropuerto, lo más importante es tener una justificación de tu presencia ante las preguntas que te pueda formular el personal de seguridad. En otras palabras, te recomiendan que prepares los argumentos de por qué vas a pasar la noche en estas instalaciones y sobre todo, que tengas a mano el billete que demuestre que te dispones a volar al día siguiente, lo que te evitará algún que otro problema.

Ir preparado
Si sabés con antelación que deberás pasar muchas horas en el aeropuerto, sobre todo si ya prevés que tu estancia puede ser más larga de lo habitual, a causa de problemas ajenos a vos, como incidencias meteorológicas o huelgas, sé previsor y añade a tu equipaje algunos kits de supervivencia. No olvides los dispositivos electrónicos -y auriculares- para hacer más llevadera la espera, un saco de dormir, un diario de viaje, agua embotellada, libros...

Llegar con tiempo
Si tenés previsto pasar toda la noche en el aeropuerto y querés hacerte con un buen lugar, intentá llegar temprano (especialmente en la temporada de verano). Aeródromos como el de Stansted, en Londres, son tan populares que es frecuente ver a gente amontonada durmiendo. Muchos viajeros se quejan, precisamente, de que los asientos son limitados pasadas las 10 de la noche.

Tomar precauciones
Elige cuidadosamente el lugar en el que vas a dormir. Asegúrate de que el sitio está vigilado correctamente y comprueba de que disponga de cámaras de seguridad. Si viajas solo, es especialmente importante que optes por hacerlo cerca de otros viajeros.

Preferible: llegadas
Descubrirás que las salas de espera de llegadas suelen ser más cómodas que las de salidas, posiblemente siguiendo la lógica de que las esperas de viajeros por parte de familiares pueden ser largas, y el aeropuerto lo tiene en cuenta instalando butacas más confortables. El único inconveniente: el alboroto provocado por algunos dando la bienvenida de viajeros.

Cuidado con el equipaje
Uno de los grandes temores suele ser que te roben el equipaje mientras duermes. Aunque no existe una fórmula infalible, algunos viajeros “expertos en la materia” recomiendan colocar las maletas con los cierres junto a la pared o de forma que dificulte su apertura. Para evitar que alguien se las lleve, la mayoría suele dormir con un brazo o una pierna encima, con el fin de despertarse si se percibe algún movimiento imprevisto.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.