access_time 10:10
|
14 de junio de 2017
|

Consejos para conducir por la izquierda si viajas al Reino Unido

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/244/082/001244082.jpg

<p>Si vas a Inglaterra, a Jap&oacute;n o&nbsp;Sud&aacute;frica, tendr&aacute;s situaciones complicadas al tener que conducir con el volante en la derecha y circulando por el lado contrario al habitual.</p>

Lo primero a tener en cuenta, es recordar dónde está la posición del piloto. 

1. Mantenerse en el carril izquierdo

Se circula por la izquierda, por el carril izquierdo. Esto implica que hay que mantener ese carril, también después de un giro, un cambio de dirección, una rotonda -luego hablaremos de ellas- o un cruce con señal de Ceda el paso o con Stop.

Si al cambiar de dirección vamos hacia la izquierda, la cosa es fácil porque seguimos manteniendo la izquierda. Si giramos a la derecha, al tomar nuestra nueva calle o carretera, debemos recordar mantenernos en el carril izquierdo de la calle o la calzada.

2. Cuidado en carreteras y zonas con poca circulación

Es frecuente cuando se circula por pequeñas carreteras locales ocupar el centro de la calzada cuando no viene nadie. Si de repente vemos un coche que viene, recordar que tenemos que estar en el lado izquierdo de la carretera y no en el derecho.

Incluso aunque no venga nadie, puede pasar que al ensancharse la carretera, instintivamente nos coloquemos en la derecha -fruto de tantos años interiorizando esa conducta- y olvidemos que se debe circular por el carril izquierdo.

3. Zonas especialmente estrechas

Hay carreteras tan pequeñas que no permiten el paso de dos vehículos. En ellas, cuando vamos a cruzarnos con un coche o lo vemos a lo lejos, hay unos huecos para detenernos, dejando pasar al otro vehículo, y continuando tras su paso. Se debe meter en el hueco el coche que tenga el hueco a su izquierda.

4. Las rotondas

Son exactamente como las de las demás zonas del mundo, salvo que al entrar en ellas debemos rodear el elemento central circulando hacia la izquierda. Para salir, habrá que irse situando en el carril más externo y tomar la salida que nos convenga, recordando al salir que tenemos que ponernos en el carril izquierdo.

5. Los adelantamientos

Hay que acostumbrarse a circular antes de disponernos a adelantar. Recordar que hay que mirar si hay hueco, si viene alguien de frente, y todo con los carriles cambiados desde nuestra referencia. Al final es algo obvio, miramos, señalizamos, salimos y regresamos cuanto antes a nuestro carril IZQUIERDO. Por lo demás, no es más peligrosa que cualquier otra maniobra habitual.

Conducir por la izquierda, al final no es tan difícil

Realmente, pese al miedo natural a despistarnos, conducir por la izquierda no es tan difícil y en unos pocos kilómetros lo dominaremos como algo natural. Aunque debamos mantenernos atentos, conducir en estos países en que se circula por el otro lado realmente no tiene dificultad.

Sin embargo, el mayor riesgo está en confiarnos y despistarnos, porque muchos años y muchos kilómetros conduciendo por el lado derecho, han creado una huella en nuestros hábitos y si nos despistamos, lo normal será que tendamos a circular por la derecha de nuestra forma habitual.

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.