access_time 07:02
|
9 de octubre de 2017
|
Ideas deco

¡Conocé qué estilo de decoración se adapta más a vos!

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1507498864377pintura-colores.jpg

¿Rústico, moderno o vintage? Aprendé a reconocer con qué cosas te sentís más reflejada y transmitíselo a tu casa.

Suele suceder cuando vamos a decorar por primera vez o redecorar el hogar no saber por dónde comenzar.  Y si lo vamos a hacer por nuestros propios medios, es decir, sin contratar a un profesional, lo más probable es que nos llenemos de dudas. Especialmente ¿qué estilo le daremos a esa reforma?

Existennumerosos estilos ya definidos por profesionales como el Rústico, Vintage, Minimalista, Clásico, Ecléctico, Natural, y muchos más. Seguramente familiarizarán más con unos que con otros, o tal vez no tengan idea de ninguno de ellos. La realidad es que estamos tan conectados a la tecnología que con sólo un clic podemos descubrir de qué se trata cada uno.

El problema aquí es cuál de ellos es adecuado para nosotros, para nuestro hogar. Y la respuesta es que más allá de elegir cuál nos cautiva más en las fotografías que vemos en revistas, blogs, Internet, debemos pensar en si nos describen a nosotros, a nuestra familia o a nuestra forma de vivir. Y como sucede cuando elegimos la ropa, que la elegimos porque nos caracteriza y nos identifica de cierto modo, lo mismo pasa en decoración. Y es ahí, cuando estamos hablando de estilo.

El diccionario lo define como “conjunto de rasgos peculiares que caracterizan una cosa, una persona, un grupo o un modo de actuación”. Por lo que cada persona tiene un estilo único e irrepetible, formado por diferentes experiencias de vida, por lo cual cualquiera de los estilos ya definidos nunca será perfecto o exacto para esa persona. Aquellos son un excelente punto de partida, nos pueden dar la inspiración necesaria y sobre todo una guía para descubrir lo que nos gusta.

Ahora ¿cómo encuentro el estilo que me represente?

Antes que nada debemos buscar la inspiración. ¡Sí! Mirar esos estilos ya definidos no está mal, lo importante es descubrir con qué cosas nos quedamos y con cuáles no de cada uno. Debemos aumentar el registro visual. Hay que ver mucho para saber lo que nos seduce y lo que no, lo que otras personas hacen, cómo y por qué lo hacen, ver ideas que quizás a uno jamás se nos hubiesen ocurrido, ver cómo viven personas en otras partes del mundo, en lugares más grandes o más pequeños de donde vive uno.

Lo ideal sería armarnos una carpeta y guardar, o para los amantes de Pinterest, armar un tablero y “pinear” todas las imágenes que nos hayan llamado la atención, que nos parezcan agradables, que nos representen y reflejen nuestra personalidad, que vayan con nuestro estilo de vida y nuestros pasatiempos.

Luego, al hacer un paneo general de todo lo que guardamos veremos qué tienen en común todas esas imágenes. Colores, patrones, estilos. Seguramente nos encontraremos con que guardamos un living de estilo vintage porque nos gustaron las antigüedades con un dormitorio estilo natural porque amamos las texturas. Entonces podemos pensar que nos gusta la mezcla de ambos. 

Esto se convertirá en el mapa que nos guiará hacia nuestro propósito. Y tomarse el trabajo de delinear una meta que tenga que ver realmente con la personalidad de uno mismo, con la familia y la casa, es excluyente. Si copiamos una imagen tal cual la vemos en las revistas de decoración y pretendemos llevarla a nuestro hogar, lo más probable es que nos quede “una casa maquillada”, bien puesta, pero insatisfactoria. Las metas son personales. Únicas. Una vez que terminemos con este ejercicio, no sólo vamos a encontrar cuál es nuestro estilo, sino que habremos aprendido a conocernos un poco más, lo cual es muy interesante ya que tener una idea incompleta de nosotros mismos, hace que intentemos encajar en estereotipos.

Una de las cosas que nos servirá mucho en este recorrido es hacer listas de cosas que nos gusten, que nos apasionen, no tienen que ser referidas a la decoración, de cualquier cosa, como por ejemplo la fotografía, la botánica, la lectura, la cocina, etc. Así podremos sumar a ese “tablero” de imágenes que guardamos, imágenes de decoración donde aparezcan nuestros placeres y ver de qué forma llevarlos a nuestro hogar.

La idea no es que la casa sea temática, pero cuando nos enfocamos en estéticas que nos son familiares el camino es mucho más fácil. Porque tenemos a dónde recurrir cuando no sabemos qué poner y así enriquecemos nuestras acciones. Deja de importar si “queda bien”. Solo importa que toque fibras personales y con esto, las chances de que no nos guste el resultado, son bajísimas.

Para continuar debemos investigar un poco “nuestro mundo”, qué queremos, qué necesitamos, cómo nos gusta vivir, con quién voy a vivir, cuáles son nuestras posibilidades de inversión, y muchas otras preguntas que son exclusivas de nuestro hogar. Por ejemplo, si uno trabaja desde el hogar, deberá pensarse desde la doble funcionalidad. O si vivimos con chicos, deberá pensarse con ellos jugando en la casa. Es decir, que debemos adaptar los gustos a las circunstancias de nuestra vida.

Por último, decidir cómo queremos que se sienta el espacio donde vamos a vivir, no sólo cómo queremos que se vea. Saber esto y poner en palabras esos sentimientos, nos ayudará en todo el proceso. No es lo mismo pensar en tranquilo y sereno, que en enérgico y con vida, o en sofisticado y divertido. Podemos sumar estos sentimientos a la búsqueda de aquellas imágenes, como por ejemplo “comedor sereno” y así descubrir, después de descargar al menos 20 fotos, cómo podemos lograrlo en base a las que nos gustaron más.

Rodearnos de lo que amamos y nos gusta no es una tarea imposible, solo debemos realizar este ejercicio y poner manos en acción. Lo importante es no encasillarnos. Dejar de frustrarnos buscando que la casa se parezca a una tendencia o a otra y armar nuestra propia aventura.

Recorda que tu casa es tu espacio personal, es importante saber qué estilo te gusta, pero más importante es saber qué te hace feliz en un espacio.

Por: Arq. Sol Jordan

www.jordanarquitectura.com.ar 
Instagram: @soljordan.interiores 

 

 

 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.