access_time 21:53
|
13 de mayo de 2017
|
Relato

Conmovedora historia de superación: "Es como si Emmanuel corriera a través de mí"

<p>Carlos Ferretti es un joven atleta de Jun&iacute;n que hace menos de un a&ntilde;o conoci&oacute;&nbsp;un chico con par&aacute;lisis cerebral que hoy lo acompa&ntilde;a en las maratones. Este domingo correr&aacute;n juntos en la Marat&oacute;n&nbsp;solidaria &quot;Oto&ntilde;o por la Vida&quot;.</p> <p>&nbsp;</p>

El 20 de diciembre de 2016 se realizó la Maratón Nocturna "La Paz Corre 2016", en ese departamento de la zona este. Era quizás, una maratón más en la vida de la mayoría de los atletas que participaron. Pero no para uno de ellos. 

Es que ese día, a un joven maratonista de Junín, de 25 años, que trabaja en su propia fábrica de pastas, le cambió la vida. ¿Ganó la carrera? No. Pero la vida le tenía preparada una sorpresa, mucho más importante que un triunfo.

Mientras calentaba, en la previa de la competencia, Carlos Ferretti observó a un chico con parálisis cerebral que, con una especie de triciclo y acompañado por su familia, daba vueltas en la plaza departamental.

"En ese preciso momento se me pasó por la mente hacerle una silla especial, convertir ese triciclo en algo maravilloso", relató.

Se acercó a Emmanuel, apareció la mamá, Noelia, y le comentó a ella su idea. "Le dije que ya la estaba haciendo, para que me creyera", contó.

La mamá de Emmanuel Falcón (21 años) no dejó de sorprenderse y de emocionarse por la actitud de un joven, hasta ese momento, desconocido.

"Todo eso se me paso por la cabeza en un segundo. Hacer la silla, correr con él, ayudarlo. Lo había visto con la remerita de la maratón de La Paz y después lo vi llegando a la meta caminando solito unos 100 metros. No podía dejar pasar la oportunidad de cumplirle el sueño de que corriera una carrera", manifestó Carlos.

En febrero de 2017 puso manos a la obra y trabajó a contrarreloj. La idea era terminarla antes del 30 de abril, porque ese día se realizaba la Maratón Internacional Mendoza y él quería estar ahí junto a Emma.

 

Y todo salió como lo soñó Carlitos. "Me llevó tiempo terminarla", reconoció. Pero la silla quedó "maravillosa" y corrieron juntos.

"Antes de la MIM hicimos un par de entrenamientos para ver la silla, para ver cómo se sentía él, para ver algunos detalles. Y entonces fue después el 30 de abril cuando comenzó el sueño, los 10 kilómetros", contó Carlitos.

Y agregó: "Llegamos en el primer puesto en la categoría especial. Ganamos un trofeo y nos dieron un cheque. Hicimos 42 minutos, una locura tremenda. Íbamos volando".

 

"Esa fue nuestra primera carrera, este domingo, la 'Maratón Otoño por la Vida' será la segunda", expresó.

Quizás la parte más interesante de la historia es saber por qué Carlos decidió ayudar a Emmanuel. Y él mismo trató de explicarlo con palabras: "En la vida se gana, se pierde, la vida es difícil a veces, pero lo mejor que uno puede hacer es ayudar, dar oportunidades. Emmanuel es un gran guerrero, un gran luchador que tuve la suerte de conocer y creo que él se la merecía y yo le quise dar la oportunidad de correr, que sintiera todo lo que sentimos los atletas. Yo quería que él fuera sonriendo. En el camino él iba como si abrazaba a la vida, era como que volábamos juntos".

Y añadió: "Yo no sentía dolor, cansancio, nada. Por momentos trato de recordar algunos kilómetros de la carrera, porque la verdad me perdí por un instante el camino, me había olvidado de todo. Emmanuel me transmitía fuerzas, energías, fe, garras, inspiración y sobre todo esperanzas de llegar a la meta. Es como que Emmanuel corría a traves de mi. Yo sentia que tocaba el cielo, no podía creer que el sueño se estaba realizando".

"La familia de Emma siempre me dice que ellos me deben todo. Pero en realidad no es así, yo sólo seguí mi corazón. En cada foto Emma sonríe, de eso se trata", cerró.

 

"Carlitos es el ángel de Emmanuel"

Noelia Rolón es la mamá de Emmanuel. Junto a su esposo, Juan Marcelo Falcón, la pelean día a día para darle la mejor calidad de vida posible a Emmanuel y a sus otros dos hijos, más pequeños, Miqueas y Victoria. 

Cuando eran muy jovenes fueron papás de Emmanuel y desde ese momento la lucha los hizo más fuertes. Fueron cargando con la responsabilidad de criar a Emmanuel pero siempre los empujó la fe y la esperanza. En el camino, apareció Carlitos Ferretti y hoy es prácticamente uno más de la familia.

"Emmanuel nació con parálisis cerebral espástica crónica. Nosotros éramos muy chicos para afrontar la situación, pero con amor fuimos logrando muchas cosas. Anduvimos por muchos lados y los médicos nos decían que tenía muy pocas chances de caminar. Pero con la fe y el amor de nosotros pudo salir adelante", contó. 

"Emmanuel es un chico que hace una vida totalmente normal. Tiene a sus hermanos, Miqueas y Victoria. Con los años nosotros decidimos darle hermanos. Él a los 11 años logró empezar a caminar, con mucho esfuerzo y voluntad. Acá en La Paz siempre tuvo oportunidades y la gente lo ha apoyado mucho, como así también la Municipalidad, por ejemplo. Bailó una zamba este año en Vendimia conmigo", relató además. 

"En diciembre del año pasado conocimos a Carlitos. Él para nosotros es una persona muy especial, ya es parte de nuestra familia. Le debemos un montón. Carlos es un ángel que le da posibilidades a Emmanuel a cambio de nada. Estamos muy orgullosos de él y lo queremos un montón", agregó.  

Y finalizó: "Nosotros queremos que la historia de Emmanuel la conozcan todos los papás que tienen hijos con parálisis cerebral. Es una lucha que cuesta mucho, que es constante, permanente, pero nosotros queremos darles esperanzas. Emmanuel es una esperanza para otros padres. Es un chico increíble que tiene amigos, es especial y nosotros luchamos mucho para mejorar su calidad de vida y él pone todos los días un poquito de voluntad y la sigue remando para seguir recuperándose y poder disfrutar un poquito de su vida, con limitaciones, pero a su manera".

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.