access_time 14:34
|
18 de febrero de 2020
|
|
Tribunales

Condenaron al corredor de picadas que manejaba ebrio y mató a su amiga

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15820452309041%20IMG_7418%20pixel.jpg
Colaiacovo, sonriente en una de las audiencias por el juicio en su contra.

La Justicia sentenció a 10 años de prisión a Javier Colaiacovo (30), quien a principios de 2019 colisionó en su auto, provocando la muerte de Marianela Pulitti (26). En el hecho también resultó con graves heridas otro joven que los acompañaba.

La Justicia condenó la tarde de este martes al corredor de picadas Javier Colaiacovo (30) por el accidente fatal que terminó con la vida de Marianela Pulitti (26), ocurrido a principios del año pasado.

En el hecho, el conductor iba manejando en estado de ebriedad y momentos antes del siniestro policías le retuvieron el carnet, pero este continuó al mando del automóvil.

Esas razones motivaron a que la jueza Nancy Lecek, del Tribunal Penal Colegiado Nº 1, mantuviera la imputación por homicidio simple con dolo eventual, tal como lo había solicitado la Fiscalía de Tránsito, representada por Darío Tagua y Liliana Giner.

Los representantes del Ministerio Público habían solicitado 12 años de cárcel, mientras que la defensa entendía que se trataba de un homicidio culposo, por lo que había pedido una pena de 3 años para su cliente.

El caso ocurrió la mañana del domingo 27 de enero de 2019, cuando Colaiacovo circulaba a bordo de su Volkswagen Vento por el Acceso Norte en compañía de Maximiliano Soria y Pulitti, quienes iban en el asiento del acompañante y en la parte trasera, respectivamente.

Alrededor de las 8, cuando pasaron la intersección con calle Pedro Pascual Segura, el conductor perdió el control del rodado e impactó de costado contra un poste de luz.

La alta velocidad a la que circulaba –más de 150 km/h– provocó que la parte de atrás del vehículo se desprendiera, impactando contra un colectivo de larga distancia que pasaba por allí, consta en el expediente.

Colaiacovo también resultó con lesiones leves y otros politraumatismos, lesiones que motivaron su internación en el Hospital Central.

Tras el hecho, se constató que el corredor de picadas se encontraba alcoholizado al momento del choque y que le habían retenido el carnet de conducir en un control policial. Para zafar, Soria siguió manejando algunos metros, pero luego Colaiacovo le exigió que le entregara las llaves y siguió al mando del VW.

Debido a que en ese sector del auto se encontraba Pulitti, esta salió despedida y perdió la vida de manera instantánea, la joven era madre de un niño de 5 años. Mientras que Soria sufrió doble fractura de mandíbula y cortes en la espalda y una pierna que motivaron que le colocaran puntos de sutura.

Asimismo, se le hizo el dosaje de alcohol, el cual arrojó positivo, lo que complicó fuertemente su situación en el expediente que lideró Giner.

Las características del siniestro provocaron un fuerte rechazo contra el conductor en las redes sociales, por lo que fue escrachado con las imágenes de su perfil de Facebook, en las que daba cuenta de su pasión por los "fierros" y la velocidad.   

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.