La final: España empezó con todo pero reacciona Argentina

access_time 08:17
|
15 de mayo de 2019
|
Justicia federal

Condenados por un vivero de cannabis

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1557863228739Portada%20banda%20narco.jpg
Darío Lucero y Andrés y Miguel Ángel Del Grecco, los condenados.

Tres hombres llegaron a juicio por una plantación de 84 plantas de marihuana y recibieron 6 y 7 años de cárcel. En el procedimiento, que fue a fines del 2017 en Coquimbito, Maipú, también encontraron una granada FMK2.

La mañana del miércoles 27 de diciembre del 2017, efectivos de la División de Búsqueda de Prófugos de Investigaciones y de la Regional Cuyo de la Policía Federal lideraron un allanamiento en una vivienda de calle Río Grande del barrio Villaluz, en la localidad de Coquimbito, Maipú, para ir a capturar a un sujeto que tenía pedido de detención por diversos hechos, entre ellos, delitos contra la propiedad.

Además del objetivo principal de esa medida, sabían que en la propiedad había un importante vivero de cannabis sativa, por los trabajos que campo previos que habían realizado. Lo cierto es que allanamiento fue positivo: detuvieron a seis personas, hallaron más de 80 plantas de marihuana que pesaron 67 kilos y hasta encontraron una granada FMK2.

Hace pocos días, la Justicia federal terminó el juicio oral contra los seis acusados, y tres de ellos obtuvieron condena.

En el proceso, que se desarrolló en el Tribunal Oral Federal Nº1, integrado por los jueces Waldo Piña, María Paula Marisi y Alberto Daniel Carelli, no quedaron dudas de que los hallados culpables, Miguel Ángel Del Grecco (71) y su hijo, Andrés Fabián Del Grecco (41), y Darío Roberto Lucero (34) sembraron y cultivaron plantas de cannabis para producir o fabricar estupefacientes.

Ver también: El "vivero" de marihuana era para mantener la estadía de un reo en prisión

Debido a esto, recibieron seis años (los Del Grecco) y siete años (Lucero) de prisión, detallaron a El Sol fuentes tribunalicias. Lucero, conocido por los pesquisas como el Narigón, fue sentenciado también por la tenencia ilegítima del material explosivo (la granada).

Durante la instrucción se secuestraron teléfonos celulares. Y los peritajes a los aparatos fueron reveladores y claves para llegar a un fallo condenatorio: no sólo confirmaron que el fin del cultivo de la marihuana era la comercialización gracias a los análisis de mensajes de WhatsApp, sino también que los protagonistas habían registrado videos en los que se mostraban con las plantas.

Además, en las conversaciones en el video, Lucero habla de la plantación y sostiene que “así están gigantotas”, y Del Grecco agrega “ves lo que yo te decía, vos con las plantas que vos tenés... no menos de 200 lucas”.

El tamaño de las plantas fue materia de análisis en la instrucción. Medían entre dos metros y medio y tres metros y pesaron 67 kilos. En total, el “vivero” tenía 84 plantas.

Una de las hipótesis que se manejaron en un principio señalaba que gran parte de la droga tenía como objetivo financiar la estadía de un familiar de Lucero en la penitenciaría de Boulogne Sur Mer.

Más allá de esto, Lucero y Miguel del Grecco quedaron complicados de un principio. Con respecto a Andrés Fabián Del Grecco, “tenía total conocimiento de la existencia y cuidado del cultivo.

A su vez, sus diálogos nos permiten presumir la comercialización de la sustancia, lo que demuestra una clara intención de tráfico de cultivos”, coincidieron los jueces.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.