access_time 12:00
|
27 de abril de 2007
|
|
OCURRIÓ EN EL 2004 EN EL VERGEL

Condenado por tocar a su sobrina en una moto

La niña tenía 12 años cuando se produjeron los hechos. El hombre le manoseó los genitales y los pechos. Recibió nueve meses de prisión en suspenso. Fue denunciado y juzgado en la Sexta Cámara del Crimen. No irá a la cárcel

    Los juicios por abuso sexual están a la orden del día en los tribunales de la provincia. Por una actitud degradante y repudiable, el tío de una niña de 14 años –la víctima tenía 12 cuando sucedieron los hechos– fue condenado a nueve meses de prisión en suspenso por tocarle los genitales y los senos a la pequeña mientras ambos se trasladaban en una moto. Como hecho destacable, el abusador preguntó a la sobrina, luego de terminado el episodio por el cual se lo juzgó: “¿No vas a andar más en moto con tu tío?”.

    Inexplicable, inverosímil, y un sinfín de calificativos rotundamente negativos contra el accionar de este sujeto. Los vejámenes sucedieron entre diciembre del 2003 y enero del 2004 en El Vergel, Lavalle. Según el desarrollo del debate –que fue de instancia privada para reservar la identidad de la víctima–, el condenado iba como acompañante de su sobrina, quien manejaba una moto y, además, tenía 12 años.

    En un momento determinado, la chica comenzó a ser manoseada por el hombre en diferentes partes de su cuerpo. En primer lugar, el tío puso sus manos entre las piernas de la nena, por encima de la bombacha. El asombro de la menor fue grande cuando comenzó a darse cuenta de que su tío tenía otras intenciones con ella, las que nada tenían que ver con las de un mero acompañante que intentaba sujetarse para no caer del ciclomotor. Inmediatamente después, el abusador tocó el pecho derecho de la nena, pero esta vez, la situación se tornó más agresiva.

    La mano del hombre comenzó a escabullirse por debajo de la remera de la pequeña hasta llegar al corpiño elastizado que tenía la víctima, el cual fue violentado de manera salvaje por el tío, quien comenzó a acariciar el seno de la nena. Ante esta situación y con mucho miedo, la niña le pidió a su tío que dejara de manosearla. La víctima detuvo la marcha de la moto y cambió de lugar con él. La pequeña no tenía más remedio que subirse otra vez al ciclomotor, pero esta vez en calidad de acompañante, porque la zona por la que iban en camino era bastante desolada y estaban lejos del destino al que se dirigían.

    El hombre tomó el manubrio y puso nuevamente en marcha el rodado. Luego de unos minutos, ambos llegaron a la casa del condenado y, como si nada hubiera sucedido, el condenado le preguntó a su sobrina: “¿No vas a andar más en moto con tu tío?”, a lo que la pequeña respondió con un rotundo no.

COLMADO DE ABUSOS. En los últimos meses, las cámaras del Crimen se vieron desbordadas por casos abusos sexuales. Pero no solamente las cámaras en lo Criminal, basta con recorrer las diferentes oficinas de instrucción para tomar conciencia de la cantidad de delitos de este tipo que están siendo instruidos o bien que ya tienen fecha de debate. Quizás por esto es que ya está en la Legislatura el proyecto de ley que estipula la creación de una unidad fiscal especial de abusos sexuales.

    El artículo 119 del Código Penal es el que tipifica la condena para este delito. En un apartado, manifiesta: “Será reprimido con reclusión o prisión de seis meses a cuatro años el que abusare sexualmente de persona de uno u otro sexo cuando esta fuera menor de trece años”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.