access_time 15:51
|
9 de febrero de 2019
|

Con esta coreo pequeñas bailarinas de Maipú conquistaron EEUU

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1549737936339image2.jpg

Tienen entre 10 y 13 años y ganaron el primer puesto en un certamen internacional de danza en Miami.

Voluntad, disciplina y una gran cuota de talento llevaron a un grupo de niñas de una pequeña academia de danza en Beltrán, Maipú, a triunfar en EEUU. Compitieron en el certamen American Dance Alliance y lograron el mejor puntaje en su categoría y la mención como coreografía destacada del torneo.

Las ocho bailarinas de entre 10 y 13 años, pertenecen a la academia Débora Kaul. En septiembre de 2018 ganaron la Copa Kids “Danza en la Florida”, en Villa Carlos Paz, Córdoba, cuyo premio fue un viaje a Miami y Orlando. En esa oportunidad sacaron la máxima puntuación bajo la mirada atenta de prestigiosos jurados, entre ellos, Reina Reech.

Repitiendo la proeza en los escenarios de norteamerica, el grupo presentó “Lo que el mundo necesita es amor”. Según detalló Débora Kaul, la coreografía busca transmitir cómo el mundo en el que vivimos se ha vuelto egoísta e individualista e intenta dar un mensaje de empatía, de solidaridad y de unión.

"La idea coreográfica transcurre a través de la manifestación del amor en su forma física el abrazo, el apretón de manos, el contacto entre las bailarinas para generar un lazo fraterno, una historia donde ya no estoy más solo", señaló.

Para llevar esa idea a escena se utilizó el estilo jazz lyrical. "Está trabajada con la letra, cada frase se relaciona con un movimiento que la describe. En el proceso creativo, en tanto, se utilizaron técnicas de contact improvisation y también de otras ramas del contemporáneo y obviamente elementos de la danza clásica que se fusionaron para dar lugar a este producto", dijo.

Valentina Bucci (12), Valentina Firconi (14), Camila López (13), Lourdes Socías (12), Victoria Mairan (13), Victoria Salazar (13), Sofía Castro (13) y Lola Sánchez (11) son los pequeños talentos.

"Fue una experiencia increíble. Estábamos muy nerviosas porque el nivel era muy alto", reconoció la profesora.

El camino para conquistar Estados Unidos no fue fácil. Para financiarse el viaje al torneo de Córdoba hicieron ferias, rifas y vendieron bizcochuelos en el barrio y en el colegio. El mismo trayecto tuvieron que seguir para pagar los impuestos de los pasajes, los traslados y el pase para los parques de diversiones, para disfrutar y darse un merecido regalo.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.