access_time 19:53
|
13 de noviembre de 2009
|
|
EN MENDOZA HUBO UN PROCEDIMIENTO

Con 33 allanamientos desbarataron una red de pornografía infantil

BUENOS AIRES (DYN). Una organización internacional de paidófilos, cuyos integrantes se conectaban por internet para compartir pornografía infantil, fue desbaratada mediante 33 allanamientos realizados en varias provincias, en los cuales se secuestraron alrededor de 15 mil imágenes, informaron fuentes policiales.

    Una organización internacional de paidófilos, cuyos integrantes se conectaban por internet para compartir pornografía infantil, fue desbaratada mediante 33 allanamientos realizados en varias provincias, en los cuales se secuestraron alrededor de 15 mil imágenes, informaron fuentes policiales. Los voceros explicaron, además, que en una de las viviendas allanadas, en la ciudad entrerriana de Paraná, dos testigos de los procedimientos descubrieron, junto a la policía, que los niños que aparecían desnudos en las pantallas de las computadoras de ese domicilio eran sus propios hijos y varios menores del barrio. Según se informó, en ese allanamiento, la policía tuvo que rescatar al dueño de casa ante la actitud de los vecinos de la zona, que querían “lincharlo” y prender fuego la vivienda.
    Los operativos para dar con la organización, realizados en forma simultánea por detectives de la División Delitos en Tecnologías y Análisis Criminal de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, se concretaron en 33 viviendas, en las cuales fueron secuestradas unas 15 mil imágenes, computadoras, videos y equipamientos y dispositivos técnicos utilizados para la producción, distribución, publicación y comercialización de pornografía infantil. Fuentes de la investigación le informaron a DYN que la organización estaba conformada por unos 500 usuarios de Argentina, Brasil, Chile, Perú, República Dominicana, Colombia, España y México. Los sujetos se conectaban entre sí por internet, mediante los programas denominados “punto a punto”, con los cuales ofrecían y adquirían las fotografías y videos de los menores. La pesquisa del caso comenzó en enero del año pasado.
    En ese entonces, Interpol recibió la comunicación desde Brasil sobre la existencia de la organización en los lugares antes mencionados. Así, con la colaboración de las delegaciones del interior del país de la Policía Federal, los detectives comenzaron a rastrear cada uno de los sitios donde se recibían y enviaban las imágenes pornográficas de menores y, tras la investigación, el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 5 a cargo de Manuel de Campos ordenó los allanamientos que se realizaron ayer en simultáneo. Los operativos de la Capital Federal se llevaron a cabo en domicilios de Bolivia al 4600, Carlos Antonio López al 3600 del barrio porteño de Villa Pueyrredón y Manuel García al 900 de Belgrano.
    Los procedimientos del Gran Buenos Aires se concretaron en Tafí al 2700 de la localidad de Sarandí; Mitre al 4000, Moreno al 3600 y Lincoln 3300 de San Martín; Comodoro Rivadavia al 600 de General Pacheco; Piedad al 4000 de González Catán; Rivadavia al 300 de Moreno; avenida Maestra Ada Elflein al 4000 de La Lucila; Castelli al 1300 de Lomas de Zamora y Petckovic al 5500 de Caseros. Por otra parte, el resto de los allanamientos se efectuó en las ciudades bonaerenses de La Plata, San Pedro, Mar del Plata y Bahía Blanca, y en viviendas de las provincias de Chaco, Mendoza, Misiones, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe y Neuquén, de las que no se precisaron domicilios.
    Las fuentes indicaron que, inicialmente, del total de los procedimientos sólo fueron detenidos dos hombres, aunque los otros supuestos miembros de la organización quedaron identificados y afectados a la causa hasta que la Justicia defina sus situaciones y compruebe el grado de participación y responsabilidad por las imágenes encontradas en su poder.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.