access_time 18:29
|
13 de abril de 2007
|
|
CONSUMO

Comprar leche en tambos es más económico y nunca falta

El litro en los puestos ganaderos cuesta, en promedio, 1,10 pesos, mientras que en los súper e hipermercados, el valor medio es de 1,54 pesos. Una buena alternativa para luchar contra el desabastecimiento

    Si bien muchos mendocinos no conocen los tambos Guercio y El Quebracho, los consumidores de leche tienen una buena alternativa para contrarrestar el desabastecimiento en los supermercados e hipermercados y el alto precio que tiene el producto en las góndolas. Acercarse hasta uno de los dos establecimientos lácteos que actualmente funcionan en Mendoza le permiten al cliente un ahorro de 0,44 pesos por cada litro de leche. Otro problema que aqueja a los ciudadanos en estos últimos tiempos es la falta de leche en los comercios, por lo que estos establecimientos ganaderos pueden suplir con tranquilidad dichas necesidades.

LECHE BARATA. Sobre la calle Mathus Hoyos, en la localidad de Bermejo, Guaymallén, se encuentran los tambos Guercio y El Quebracho, dos microemprendimientos que hoy podrían ser la salvación de miles de mendocinos. Es que la cotidiana y reiterativa escasez de leche de primeras y segundas marcas en los comercios pasó a ser una preocupación para muchos.

     Debido a que empresas como La Serenísima o Sancor dejaron de fabricar sus productos de segunda marca y redujeron la distribución en el interior del país –se especula que ese faltante se estaría destinando a la exportación–, hoy en Mendoza hay un gran desabastecimiento de leche y sus derivados. Un litro de leche en sachet de las primeras marcas en supermercados tiene un valor, en promedio, de 1,54 pesos mientras que la misma cantidad –pero suelta– en un tambo no cuesta más que 1,20 pesos.

TAMBOS. La realidad de ambos establecimientos ganaderos que ordeñan y comercializan la leche de vaca en la provincia es parecida. Pese a que la inflación rompió con los costos de producción, el precio del litro de leche no se modificó y se mantiene muy por debajo –30 por ciento– del resto de los puntos de venta. “La situación es complicada.Aumentó la demanda pero el precio sigue igual. Nos han subido los costos 40 por ciento y estamos perdiendo plata”, señaló Tindaro Cappellano, encargado de El Quebracho.

     “Tampoco podemos negar que debido a los problemas de abastecimiento en los super han crecido las ventas”, agregó. Cappellano contó que su pequeño emprendimiento se dedica a vender leche a cualquier cliente que llegue hasta su tambo con un recipiente vacío.“Son muchos los que vienen con potes grandes y llevan varios litros para tirar toda la semana”, expresó el propietario del parador.

     Luz Marina Fioretti, empleada de El Quebracho, explicó el proceso de producción: “Todos los días se hace el ordeñe, luego la purificación o pasteurización hasta pasar la leche por mangueras que llegan a los tanques freezer. Es un trabajo corto pero costoso. Por eso se dice que es leche al pie de la vaca”. En El Quebracho se puede conseguir el litro de leche suelta a un peso. Por su parte, en Tambo Guercio, el litro cuesta 1,20 pesos.

    Esta diferencia de centavos entre un productor y otro se debe a que, en Guercio, 5 por ciento del ordeño está destinado al cliente común, mientras que el resto se reserva para ventas mayoristas –es uno de los proveedores de la empresa nacional Milkaut y de varias heladerías de la provincia–. Según los últimos datos suministrados por la Dirección de Fiscalización,Control y Defensa del Consumidor, en supermercados e hipermercados, el litro de leche entera en sachet de la Serenísima cuesta 1,62 pesos de promedio y 1,47 pesos la Sancor.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.