access_time 17:21
|
13 de octubre de 2009
|
|
MANIFESTACIÓN EN CONTRA DE LA MINERÍA CONTAMINANTE

Complicado regreso de turistas chilenos

Un corte en la ruta nacional 7 a la altura de Uspallata ocasionó grandes demoras en el flujo vehicular de la zona. Colas de más de 550 vehículos esperaban la apertura de paso en el corredor internacional.

Un corte realizado ayer por asambleas populares en defensa del agua pura de Cuyo sobre la ruta nacional 7 a la altura de Uspallata en Las Heras complicó sensiblemente el retorno a casa de miles de turistas chilenos que eligieron Mendoza para pasar el fin de semana largo. La medida en contra de la minería contaminante se extendió desde las 10 hasta las 17, con la modalidad de 45 minutos de corte por 15 de liberación del paso, y convocó a más de 300 manifestantes. Pero, más allá de la intermitencia del bloqueo de la ruta, las demoras en el tránsito se hicieron sentir y fueron visibles a través de las largas colas, que llegaron a superar los 550 vehículos a la espera de la apertura del camino a Chile.


     De estos 550 vehículos que aguardaban pasar, la mayoría eran autos particulares con patente del vecino país, es decir, familias que habían decidido pasar el último fin de semana largo del año paseando por la provincia. Pero no menos complicada fue la situación para los mendocinos que viajaron a Chile en estas minivacaciones y a quienes el corte los sorprendió emprendiendo el retorno a casa. Sobre la ruta 7, esperando ingresar a Uspallata en cada corte, las colas llegaban a unos 350 vehículos, también como en el caso del egreso, con una mayoría de familias que volvían a Mendoza. Molestia por la espera y sorpresa, ya que muchos no entendían por qué era el corte, fue lo que experimentaron muchos automovilistas a uno y otro lado de la ruta 7. Sin embargo, la jornada terminó en paz y, según informaron fuerzas de seguridad presentes en la zona, no hubo incidentes de ningún tipo.


 EL RECLAMO. Las asambleas populares en defensa del agua, de Mendoza, San Juan, San Luis, La Rioja y Catamarca, reclamaron la derogación de todas las leyes nacionales y provinciales que avalen la explotación minera contaminante a cielo abierto. La elección de Uspallata no fue al azar, ya que lo manifestantes también le reclamaron al gobierno provincial y al intendente municipal, Rubén Miranda, que no permitan la instalación en el lugar de la mina San Jorge, un emprendimiento polimétalico de cobre por flotación. “Estamos en Mendoza porque creemos que su lucha es un modelo a seguir en todo el país, aquí se intenta poner de pie a la comunidad frente a una industria extractiva que destruye, fundamentalmente, nuestras fuentes de agua y que rompe con la producción agrícola de nuestros pueblos”, explicó Ramón Gómez, de la Asamblea Popular por el Agua de San Juan.


     “Tenemos que unir las voluntades de las comunidades contra un flagelo que en San Juan se ve claramente, más allá de todo el trabajo que las mineras prometieron en nuestra provincia, hoy, lo único que se ve en los pueblos colindantes a las mismas son prostíbulos”, enfatizó el ambientalista. Si bien los manifestantes no tienen un cronograma de actividades, sino que las mismas se votan semanalmente en asamblea, la idea es nacionalizar el reclamo y decirle no a la explotación minera contaminante a cielo abierto en forma conjunta.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.