access_time 08:24
|
7 de junio de 2020
|
|
Medio Ambiente

Cómo será el censo "futurista" de los árboles mendocinos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1591529039801DJI_0324.jpg

El modelo es similar al que utiliza Nueva York y se espera que esté funcionando a mediados del año que viene. La idea es que cada ejemplar se pueda identificar con fotos y datos geolocalizados.

Con la licitación adjudicada para el relevamiento del arbolado público, desde Unicipio comenzaron a desarrollar la plataforma digital con la que se realizará el censo de los árboles del Área Metropolitana y se monitoreará el estado de cada ejemplar.

Utilizando datos satelitales se busca obtener datos precisos del bosque urbano y luego contar con un mapa en el que se pueda identificar cada árbol en particular. Además, los municipios podrán tener acceso para cambiar los datos en caso de que reemplacen una especie por otra o realicen tareas de mantenimiento, como podas.

La coordinadora general de Unicipio, Graciela Marty, explicó que la idea se inspiró en el sistema que utiliza la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Allí se cuenta con una página web en la que se puede ver cuántos árboles hay en cada zona, de qué especie, dónde está ubicado, cuánto mide, el dióxido de carbono que consume y las actividades de cuidado que ha tenido.

"Para la provincia parece futurista, pero es un paso fundamental para saber en dónde estamos parados. Este tipo de censos no es necesario volver a hacerlo porque los datos se van actualizando sobre la plataforma", detalló Marty.

Ver también: Se adjudicó la licitación para censar el arbolado público

Cómo funciona

Con un costo de un millón de dólares, el censo comenzará luego de noviembre para que los datos sobre los ejemplares puedan ser precisos. "Tenemos que hacerlo cuando los árboles estén en flor. Si lo hacemos ahora, el resultado daría que casi todos están muertos", aclaró la coordinadora.

En la licitación participaron 30 empresas de distintos países y se terminó adjudicando a Geosystems S.A., que cuenta con equipamiento para hacer relevamientos georeferenciados. 

La primera tarea será, a través de satélite, medir cada árbol, su altura y ubicación. Paralelamente, una cámara 360 recorrerá Mendoza, similar al sistema utilizado por Google Maps, para fotografiar todos los ejemplares de frente y de perfil. "Mientras tanto, se está trabajando en el portal digital, en la que habrá distintos roles: los municipios pueden modificar los datos cuando realicen tareas de cuidado o Recursos Naturales puede controlar", destacó Marty.

Ver también: Cómo se reemplazarán los árboles de Mendoza

Una vez el censo esté realizado, se cargarán los datos y se capacitará a los municipios para que manejen la plataforma. La idea es que el sistema completo se esté implementando dentro de un año. "El siguiente paso será conseguir maquinaria para reforestar. Si se erradica un forestal, se debe sacar el tocón para colocar uno nuevo, por ejemplo", añadió la coordinadora de Unicipio.

La isla de calor

Dentro de las tareas que se incluyeron en la licitación, figura una imagen digital de toda el Área Metropolitana para poder apreciar el bosque urbano en su totalidad. Con esto se podrá tener una fotografía con la cual comparar los avances o retrocesos en la próxima década.

Uno de los objetivos que se podrá visualizar junto con esto y las tareas de reforestación es cómo se reduce la isla de calor.

"Se le llama así al reflejo del sol sobre el cemento. Los grandes atenuantes de esa isla son los árboles: cuanto más se pueda poner para cerrar los espacios entre ejemplares y que la isla baje, mejor. A nivel climático, es una forma de evitar el calentamiento global", explicó Marty.

Menos agua

Ante la crisis hídrica que atraviesa la provincia, desde principio de año se evalúa reemplazar las especies que existen en la zona metropolitana para reducir el nivel de agua necesaria.

La idea es comenzar a colocar distintas especies de árboles que tengan un menor requerimiento hídrico. Los ejemplares actuales están bajo "estrés" por la escasa disponibilidad de riego.

Según los relevamientos del equipo técnico de Ciudad, los árboles están recibiendo menos agua desde hace una o dos décadas. Por lo tanto, el avance será hacia especies que puedan adaptarse al clima seco y montañoso.

A través de un estudio realizado por Unicipio, la Secretaría de Ambiente determinó que ocho de cada diez árboles plantados en alineación en la ciudad de Mendoza corresponden a tres especies: morera (38%), plátano (21%) y fresno europeo (19%).

El 22% restante corresponde al fresno americano, acacia visco, paraíso común y sombrilla, tipa, álamos y acer. Estas especies requieren menos agua y por eso reemplazarán a las de mayor representación.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.