access_time 13:37
|
3 de junio de 2020
|
|

Consumo

Cómo se perfila que será el consumidor pos pandemia

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1591201364355consumo-tapa1.jpg

Algunos de los aspectos de definirán las compras cuando llegue la ´nueva normalidad’.

La ‘nueva normalidad’ que llegará una vez atravesada la tormenta actual por la pandemia del Coronavirus, traerá muchas modificaciones a la vida tal como se la vivía hasta no más de unos meses atrás. Y en este sentido, la forma de consumir será sin duda una de las más afectadas.

¿La razón? Los nuevos protocolos que regirán muchas de las actividades relacionadas con el consumo, inevitablemente, llevarán a limitar el contacto directo con el producto. Así, las compras online, el pago a través de medios electrónicos, la búsqueda por lugares de ventas más cercanos y ‘conocidos’, la higiene, pueden comenzar a tener más importancia al momento de efectuar una compra.

El perfil del nuevo consumidor pos COVID-19

Uno de los puntos centrales que definirá al nuevo consumidor será la búsqueda por la proximidad, la cual ya ha pasado a ser uno de los primeros factores de decisión para la población. Y es que el consumidor buscará una menor exposición y por eso evitará los desplazamientos.

En lo que respecta al comercio en línea, Juan Carlos Gázquez-Abad, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, señalaba en una entrevista que “es evidente que muchos consumidores han tenido que probar el canal en línea como consecuencia de esta crisis, y se han dado cuenta de lo cómodo y seguro que es para ellos. Esta experiencia incrementará la cuota en línea de cada cliente”.

Cabe señalar que en el contexto actual, el comercio electrónico sumó un 30% de usuarios nuevos desde que comenzó la pandemia, según informó investigación de la división Insights de la consultora Kantar. En este sentido, “tres de cada 10 son compradores son nuevos y de ese 30% que compra a través de internet por primera vez, el 73% afirmó que volvería a hacerlo”, señalaba Sebastián Corzo, Marketing & Business Development Leader de esta consultora. Así, la compra online aumentó 17 puntos en la Argentina, dado que pasó del 44% al 61%.

Por otra parte, “el confinamiento ha hecho que el segmento de la población que menos compraba por internet, los mayores de 55-60 años, ahora es el que más ha necesitado hacerlo, sobre todo los mayores de 70 años, que son los más vulnerables a la enfermedad y los que, por tanto, más confinados deben estar y sin ayuda de sus familiares”, señalaba Neus Soler, profesora colaboradora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC. Según datos de Kantar, cada semana se ha ido incrementando el tamaño de las cestas de compra, y han ganado peso todos los perfiles de edad e incluso las categorías de productos frescos, que hasta ahora eran la asignatura pendiente de la compra por internet. “En el sector de la alimentación, la venta en línea de productos frescos no acababa de cuajar. El consumidor prefería comprar este tipo de producto presencialmente, pero el confinamiento la está favoreciendo; si el consumidor comprueba que el producto que recibe en casa cumple sus expectativas, es muy probable que después de la crisis siga haciéndolo así”, explicaba.

En tanto si una vez finalizada la cuarentena los consumidores volverán a sus antiguas rutinas, aún es una pregunta que no tiene respuesta exacta. Al respecto, Neus Soler argumentaba que “muy probablemente, este consumidor sénior continuará comprando por internet porque ha perdido el miedo a hacerlo; las personas mayores han superado la inseguridad y la desconfianza que el comercio electrónico les generaba y han podido comprobar la comodidad que representa”.

El A-commerce y la posibilidad de programar las compras

Más allá del crecimiento del E-commerce durante la pandemia, también hay otra forma de comercio que ha crecido significativamente a nivel mundial. Estamos hablando del comercio automatizado o A- commerce.

¿En qué consiste?

Este tipo de comercio apunta a programar aquellas compras recurrentes del consumidor sin la necesidad que éste necesite participar nuevamente de él. Se da por ejemplo, en productos usuales y que se necesiten de forma frecuente como los de limpieza, uso personal, determinados alimentos, entre otros.

En este sentido, esta forma de comercio ofrece como principal beneficio brindar comodidad al consumidor ya que si pueden llegar al domicilio determinados productos sin la necesidad de pedirlos, con una periodicidad adecuada, es sin duda un ahorro en tiempo y en problemas.

La higiene se eleva como valor básico

Por otra parte, habrá aspectos al momento de efectuar las compras que prevalecerán en la mente y en la conducta de los consumidores pos COVID, como será el caso de la higiene, la cual se ha convertido ya en un valor esencial.

Así, la higiene será una pieza clave en la mente del consumidor, incluso una vez acabada la pandemia.

Asimismo, habrá un aumento por el consumo de alimentos relacionados con los hábitos más sanos.

Y es que la  vida saludable será otra de las prioridades del consumidor Post-Covid 19 en la alimentación, dado por ejemplo en el aumento del consumo de productos frescos; en una mayor consumo de alimentos que apoyen una vida saludable y en el mayor interés por la alimentación que ayude a fortalecer el sistema inmunológico.

TEMAS:

empresas

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.