access_time 15:59
|
4 de febrero de 2020
|
|
Concurso

Un chequeo digital para evitar otro plagio en el afiche vendimial

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1580835037022afiche%20vendimia%202020.jpg

Tras el escándalo de 2019, cuando se detectó que el trabajo ganador había sido plagiado de un artista filipino, el jurado y el ministerio de Cultura reforzaron los controles para evitar nuevos papelones.

"El que se quema con leche, ve una vaca y llora". Este dicho popular encaja perfectamente en el trabajo del jurado encargado de elegir el afiche de la Vendimia 2020, luego del escándalo desatado el año pasado cuando se escogió una obra que, según se comprobó luego, había sido plagiada de un artista filipino.

Esa experiencia obligó a reforzar los controles por lo que ahora, además de un minucioso análisis artístico del afiche, también se realizó un control digital que básicamente consistió en comprobar en Internet que no existiera una obra similar.

Tras esa tarea, el jurado responsable de la elección del nuevo sistema gráfico de la Vendimia seleccionó la propuesta de Elena Visciglio. "Fueron 43 obras las analizadas y todas sobresalieron por su excelente nivel y calidad artística, por lo que la designación del ganador no fue sencilla", aseguró Alejandra Gómez Quiroga, presidente del jurado, que también destacó que "había muchas ilustraciones y diseños originales".

Ver también: Este es el afiche ganador de la Vendimia 2020

A la hora de contar cómo fue el proceso de evaluación, teniendo en cuenta los antecedentes del año pasado, Gómez Quiroga explicó: "Es imposible revisar toda la producción mundial y por ello, una vez seleccionadas las obras, se concretó un chequeo digital. Es decir, que se controló que en las búsquedas generales de Google y Pinterest no estuvieran las obras elegidas".

"El trabajo fue realizado por un informático que forma parte del Ministerio de Turismo y Cultura y no se encontró nada similar", comentó la reconocida diseñadora. Además resaltó que en las bases se exigió que al menos uno de los miembros del equipo participante fuera diseñador y se les solicitó su declaración jurada. 

"Las declaraciones juradas son un mecanismo legal válido para cualquier concurso, no así una búsqueda en internet que puede ser certera o no. Hoy no hay muchas herramientas para evitar el fraude más que las declaraciones juradas de los participantes", dijo la presidente del jurado.

En la cartera comandada por Mariana Juri explicaron que el encargado de realizar el chequeo fue empleado de la dirección de prensa del ministerio. "La mayor validez de los trabajos ganadores estuvieron dadas por las declaraciones juradas presentadas por los mismos hacedores. Allí ellos dieron fe de que la obra era de quien la ejecutó", aseguraron desde Turismo y Cultura.

Además del control digital se tomaron en cuentas otros factores para evitar el plagio, como que el contenido de comunicación fuera coherente con la síntesis argumental de la Fiesta. Además, se analizó que la marca de la Vendimia fuera legible y de buena calidad.

"Nos ayudó mucho que Rafael Golondrina Ruiz, director y guionista de Sinfonía Azul para el vino nuevo, fuera parte del jurado ya que tiene experiencia en diseño gráfico", concluyó Gómez Quiroga.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.