access_time 09:14
|
7 de septiembre de 2017
|
Irma

Cómo se eligen los nombres de los huracanes

<p>Todos los a&ntilde;os, principalmente para esta &eacute;poca, el Caribe es azotado por tormentas de gran magnitud que reciben particulares nombres.</p>

El huracán Irma, el más poderoso del Océano Atlántico registrado en la historia, ya ha tocado tierra en la isla de Barbuda y afectará a más islas del Caribe en los próximos días.

La tormenta de categoría cinco, con vientos de casi 300 km/h, probablemente también impacte a Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Cuba, antes de que posiblemente llegue a Florida durante el fin de semana.

La semana pasada, el huracán Harvey azotó Texas, pero ¿cómo se deciden los nombres de estas tormentas?

Aunque primero habría que comenzar por otra duda también importante, ¿por qué los huracanes necesitan nombres?

Se han dado nombres a las tormentas (o ciclones tropicales) por lo menos durante los últimos 100 años. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), es más fácil para la gente recordar nombres que números y términos técnicos.

Cuando los medios de comunicación informan, esto a su vez facilita la generación de interés en las tormentas mayores y, por lo tanto, aumenta la preparación de las personas en los instantes previos a la llegada de la tormenta.

¿Cómo se eligen los nombres de los huracanes?

Al principio, las tormentas recibían nombres arbitrarios. Una tormenta atlántica que arrancaba el mástil de un barco llamado Antje se denominaba entonces como el “huracán Antje”. Luego, a mediados del siglo XIX, la gente empezó a usar nombres femeninos para las tormentas.

Luego, los meteorólogos decidieron introducir un sistema más organizado y eficiente, tomando los nombres de una lista ordenada alfabéticamente.

Así es como se determinó que a la primera tormenta que se produjera en un año se le asignaría un nombre que comenzaría con A, y así sucesivamente. Antes de finales del siglo XX, los pronosticadores usaban nombres masculinos para las tormentas que se formaban en el hemisferio sur.

Desde 1953, las tormentas en el Mar Caribe, el Golfo de México y el Atlántico Norte han sido nombradas a partir de las listas elaboradas por el Centro Nacional de Huracanes. Las mismas ahora son mantenidas y actualizadas por un comité internacional de la OMM.

 

La lista original contenía sólo nombres femeninos y en 1979 se introdujeron nombres masculinos, aunque en la actualidad se alternan cada año. Seis listas se usan en rotación, por lo que la lista para 2016 se usará de nuevo en 2022.

¿Por qué se eliminan algunos nombres de tormenta de la lista?

Cuando se considera que una tormenta es particularmente mortal o costosa, su nombre se elimina de la lista. Se elige entonces otro nombre para reemplazarlo en una reunión anual de los Comités de Ciclones Tropicales de la OMM.

Los miembros tendrán que decidir si el huracán Irma debe ser intercambiado por un nombre diferente.

Los nombres de tormentas que han sido eliminados incluyen Haiyan (Filipinas, 2013), Sandy (EE. UU., 2012), Katrina (EE. UU., 2005), Mitch (Honduras, 1998) y Tracy (Darwin, 1974).

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.