access_time 09:07
|
30 de junio de 2020
|
|

Pandemia

¿Cómo se controla un brote de coronavirus en un boliche?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1564501252570boliche.jpg

Suiza lo intentó, con un registro obligatorio de asistentes, y terminó aislando a 300 personas por una serie de nuevos contagios.

Aunque la mayoría de las preocupaciones en los gobiernos del mundo está centrada en el regreso controlado a la nueva normalidad del día a día, una duda sigue asomando en los países que están avanzando en las flexibilizaciones: qué hacer con las actividades de la noche.

Puntualmente porque un boliche suele ser cerrado, atestado de gente y con mucho contacto entre personas. ¿Cómo evitar que se convierta en un pasaje de regreso a los momentos más duros de la pandemia de coronavirus?

En Suiza, que había logrado controlar el COVID 19 en su territorio a pesar de la cercanía con Italia, responder esa pregunta les generó un dolor de cabeza. Este fin de semana, la ciudad de Zúrich tuvo que poner en cuarentena a más de 300 personas luego de que un "supercontagiador" asistiera a un local bailable.

El principal problema es que el gobierno admite que no tiene forma de saber si las personas expuestas son muchas más.

"Por favor, no mienta"

Cientos de personas visitaron un boliche en Zúrich el 21 de junio. La obligación era anotar información personal antes de ingresar: nombre, correo electrónico y otros datos para poder contactar al asistente en caso de un contagio.

El sistema es similar al que intentó utilizar el Reino Unido en sus pubs, pero que no prosperó. 

Con lo que no contaban las autoridades de la ciudad suiza era que una gran parte de los que salieron a bailar esa noche iban a mentir. Al detectarse un positivo de COVID 19, se encontró que otras cinco personas que fueron al boliche también se habían contagiado; pero al tratar de seguir la pista de los asistentes, más de un tercio había dado direcciones de correos falsas.

El rastreo de contactos era la principal línea de defensa efectiva, pero ahora, según la misma Christiane Meier, doctora de Zúrich, "es simplemente imposible" realizarlo.

Por ahora, se pudo localizar a 300 personas, entre trabajadores del club y clientes, quienes fueron puestos en cuarentena, pero el foco ya está ahí.

¿Dónde compraste esas copas?

Otros países están teniendo sus propias batallas con el ocio nocturno.

Japón, por ejemplo, enfocó su estrategia de detección de focos de infección en locales de música en vivo, salas de karaoke y locales de ese tipo. Se les presta tanta atención como al transporte público, ya que las características los vuelve riesgosos: tienen contacto muy cercano y durante un tiempo relativamente largo.

Corea del Sur, a principios de mayo, creía que la epidemia estaba controlada, hasta que rastreó un pico de casos hacia una zona de bares en Seúl. 

El rebrote forzó al gobierno de Seúl a ordenar el cierre temporal de los bares, y el rastreo de contactos fue radical.

Para detectar quién había asistido a algunos de los bares afectados, las autoridades sanitarias llegaron tan lejos como hacer un seguimiento de las tarjetas de crédito que habían efectuado pagos en el área, historial del GPS de los celulares o incluso cámaras de vigilancia en las calles.

En dos semanas, los "detectives de contactos" surcoreanos habían detectado 46.000 personas que habían estado en contacto con el brote.

Fuente: El Confidencial

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.