access_time 07:43
|
10 de febrero de 2020
|
|

Astrología

¿Cómo recuperar la vitalidad?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1581330810291Vitalidad.jpg

Desde la astrología siempre hay secretos por revelar que nos ayudan a vivir mejor, más simple, y disfrutar de cada día. En detalle, las grandes lecciones.

Anteriormente hablamos de cómo motivarnos: de cierta forma, la motivación está más ligada al planeta Mercurio, a lo mental. ¿Qué hacemos cuando es el cuerpo el que no acompaña el impulso? ¿Cómo activarnos cuando nos sentimos cansados? El cansancio por desmotivación es bastante distinto del cansancio por ejercicio; cuando usted no logra identificar puntualmente el evento que lo cansó, es simplemente cansancio por estrés, desmotivación o aburrimiento. Por supuesto que hay aspectos vinculados directamente con la biología, una dieta nutritiva, ejercicio y buen sueño. Es como respirar: si no se cumple con lo básico, nada más puede funcionar, cuidarnos a nosotros mismos, mimarnos, conocer nuestros límites y elegir cómo deseamos vernos y estar es una gran señal de madurez.

Si el primer paso lo ha dado y cumple con los requisitos anteriores, puede que no sea suficiente, porque la vida es dinámica, siempre está en movimiento, y nuestras fuentes de vitalidad suben y bajan de acuerdo con lo que vamos viviendo. Puede imaginar que son cómo una gran represa y usted es el aguador que decide cómo distribuir las aguas. Desde la astrología siempre hay secretos por revelar que nos ayudan a vivir mejor, más simple, y disfrutar cada día. En este lenguaje milenario, la vitalidad está marcada en la carta natal de una persona por un gran triángulo equilátero configurado por las casas de fuego, lo que permite conocer en detalle lo que necesita para sentirse vital. Más allá del análisis personalizado, también podemos obtener tres grandes lecciones desde la astrología válidas para todo aquel que desee experimentarlas.

Lección número 1: Para sentirse vital es necesario reconocer que usted es un ser individual, único e irrepetible, y está aquí para expresar y experimentar lo que desee. Cuando esté falto de ganas de salir a comerse el mundo, escuche música que le haga bailar. La casa de agua anterior guarda la clave para despertar de la disolución y la tristeza. La música guarda la magia instintiva que enciende y activa el cuerpo.

Lección número 2: Debe decidir salir de la comarca, dar el paso y lanzarse a la aventura de conquistar su propio destino. Dejar de lado a las masas y a la estructura del sistema. Para eso debe construir su propia verdad, no la que le dijeron de pequeño, no la que otros creen, debe construir sus propios cimientos.

Lección número 3: El único gran riesgo de ser humano es creernos dioses, la verdadera prisión está en nuestras creencias mentales, en lo que consideramos como verdades y somos incapaces de cuestionar. Confundimos estrechez mental con experiencia y sabiduría. La clave para vencer el dogma es atrevernos a enfrentar el miedo, el dolor y atrevernos a morir cuantas veces sea necesario, dejar atrás las versiones caducas de nosotros mismos y decidirnos a cambiar sin cautela.

Sentirnos vitales no es cosa de apretar un botón, no se trata de una clave mágica que nos lleva a vibrar alto y cambia nuestro humor, no es una poción mágica ni un amor que nos encienda. La vitalidad es una actitud frente a la vida que se cultiva y se protege. Conocerse a uno mismo es tal vez el único margen de control que tengamos. Recuerde: la vida es como una fiesta, la música de fondo suena y es usted quien decide bailar.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.