access_time 19:41
|
25 de noviembre de 2019
|
|
Astrología

Cómo materializar lo que deseamos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1574721665581Frases-del-destino.jpg

La idea de un destino prefijado nos lleva a la pregunta de si debemos construir nuestro camino o aceptar los hechos como ya están trazados.

El concepto de un destino escrito y determinado, para cada uno de nosotros ha sido una idea presente en el ser humano desde que el mundo es mundo. El propósito de vida y lo que está depara para nosotros es una de las preguntas que, tal vez, nunca tengamos una única respuesta. Cuando el destino está en concordancia con nuestros deseos es interpretado como una bendición; sin embargo, cuando lo que sucede no está en línea con lo que deseamos, se abre la duda y nace la pregunta: ¿Debemos construir nuestro propio camino o simplemente aceptar los hechos como un destino trazado?

La polaridad determinista incluso ha sido estos últimos años apoyada desde el condicionamiento biológico, algo que no es nuevo; no obstante, la fuerza con la que se presenta expresado en un lenguaje neurocientífico nos hace creer que, sin duda, somos seres dominados por nuestra condición biológica y no tenemos real opción de decidir, más allá de la delgada línea que deja nuestra bioquímica cerebral. Así como no es recomendable creer ciegamente en un destino escrito por un poder superior, tampoco es recomendable creer en verdades científicas en tono absolutista, que olvidan que el principal sentido de la ciencia es el descubrimiento interminable del mundo que nos rodea y para eso la duda es el primer paso.

¿Cómo podemos los simples mortales materializar lo que deseamos? ¿Existe la posibilidad de crear nuestro futuro o simplemente estamos sujetos a una serie de hechos ya predispuestos? Imposible saberlo, debemos aceptar y aprender a vivir con la incertidumbre que la vida nos presenta a cada instante, nos gusta hablar de libre albedrío pero no nos gusta tanto llevarlo a cabo. Materializar lo que deseamos requiere hacernos responsables de nuestros actos y de sus consecuencias, dejar de lado la posición de víctima y la llegada de acciones externas que nos faciliten el camino es igual de complejo que comprender que no estamos solos en nuestra vida, nos relacionamos con otras personas, por lo cual nuestros planes están sujetos a cambios  e influencias que tal vez no podemos controlar.

Desde la astrología, la complejidad de la vida va mucho más allá de un destino escrito posible de predecir, y lo que se denomina carta natal, la posición de los planetas al momento de nacer, indican en parte la dotación de herramientas con las que contamos, que cuando no las conocemos, se transforman en condicionamiento. Cada planeta simboliza una estructura arquetípica que hace referencia a tendencias en la forma en la que uno ama, piensa y actúa, nos da orientaciones sobre nuestra fuerza de voluntad, como manejamos el estrés y lo que necesitamos para sentirnos seguros y realizados. Es por eso que la forma de materializar nuestros deseos es el autoconocimiento. A medida que nos damos cuenta de nuestras motivaciones, nuestros miedos, nuestras fallas, a medida que vamos explorando las habilidades con las que contamos nos vamos transformando en seres libres, no por un poder superior sino porque aprendemos a confiar en nosotros mismos y aceptar al otro como un individuo libre. Para materializar nuestros deseos debemos contar con la fuerza y la confianza para hacerlo y eso sólo se alcanza haciéndolo. No hay recetas para vivir, sólo vivirla en sí.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.