access_time 16:54
|
3 de mayo de 2018
|
|
Salud

¿Cómo influyen las hormonas en nuestras emociones?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/152537702596212.jpg

Los expertos las suelen llamar las "mensajeras químicas" pero su labor va mucho más que eso.

A veces por más que se quiera disfrazar o evitar una reacción, una fuerza interna y poderosa ejerce influencia en el estado del ánimo, en la función cognitiva y hasta en la conducta. ¿A qué se debe? Simple...¡a las hormonas! Esas mismas que algunos expertos suelen llamar "mensajeras químicos" pero su labor, sin duda, va mucho más que eso.

¿Qué son las hormonas?

Como se verá, las hormonas son muy importantes, funcionan a nivel del sistema nervioso central para regular la liberación de sustancias químicas conocidas como neurotransmisores. Son estas sustancias las que tienen un impacto directo sobre la manera en que una persona se siente emocionalmente. “En efecto existe una relación importante entre las hormonas y el estado de ánimo, esto se debe a que las regiones del cerebro que regulan los estados emocionales son influenciadas por los niveles hormonales” explica la doctora Erika Salazar, especialista en hormonas.

El organismo, y en concreto el cerebro, están provistos de una serie de neurotransmisores y hormonas a los que la ciencia ha atribuido, entre otros,  una importancia clave para la regulación emocional. Así, las hormonas trabajan las 24 horas del día, los 365 días del año, no paran y están al pendiente de prácticamente todo, por ejemplo:

-Mantenimiento de la homeostasis
-Crecimiento y desarrollo
-Regulación del metabolismo
-Reproducción y diferenciación sexual
-Regulación de la conducta

Veamos a dar un pequeño recorrido por algunos de los más interesantes casos donde se involucran nuestras queridas hormonas. 

Amar y odiar

Elie Wiesel, escritor judío, fue el que dijo “lo contrario del amor no es odio, es la indiferencia”. Enterate que el amor y el odio son increíblemente parecidos a nivel fisiológico y en las hormonas que involucran, por ejemplo la oxitocina. No obstante, mientras el amor parece inhibir parte de las zonas donde se procesan las acciones, el odio las activa. Así como la ira y el placer son polos opuestos, tienen reacciones hormonales similares. No sabrías determinar si una persona acaba de matar a alguien o acaba de tener un orgasmo, pues los ajustes hormonales son prácticamente iguales.

Las hormonas que se mencionan a continuación tienen múltiples funciones y contribuyen al enamoramiento.

Luliberina: es la misteriosa fuerza que hace no despegarte de tu pareja.

Estrógeno: te hace lucir mejor al estar ovulando, para que atraigas a los hombres.

Serotonina: es la hormona del placer.

Oxitocina: hace que te excites cuando te acarician.

Feromona: la atracción mutua es responsabilidad de esta hormona, no de Cupido.

Endorfina: Disminuye tu ansiedad, te hace estar feliz y tranquila.

Llorar

Cuando lloras con sentimiento las lágrimas contienen grandes cantidades de las hormonas tales como la prolactina, adrenocorticotropa, leu-enkefalino6. Asimismo, es muy normal que una persona se sienta mejor después de gritar ya que se han liberado hormonas que están asociadas con el estrés.

También es normal que después de un llanto profundo te duermas porque al liberarte del supuesto estrés tendrás una sensación de relajación.

Reir

Cuando te ríes intensamente liberas endorfinas y tienes un efecto muy similar a estar drogada por morfina. Al reír disminuyes tus niveles de cortisol, la hormona que estresa.

Estres

En tiempos remotos, cuando el hombre huía despavorido de un mamut gigante era muy oportuno que sus glándulas liberaran gran cantidad de cortisol pues es lo que le daba fuerza para enfrentar una amenaza. Sin embargo esta propagación de hormonas ocurre actualmente en situaciones que ni vienen al caso… y así, ¡se inventó el estrés! Nos encanta preocuparnos por cosas que aún ni suceden o ni si quiera van a suceder, o no son una amenaza como tal, entonces desperdiciamos todo el cortisol que nos envían las glándulas, se acumula en nosotros lo que hace que nos alteremos de gratis y se desencadenen todos esos síntomas cuando nos atormentamos.

Depresión

Hay un trastorno conocido como la depresión del invierno (trastorno afectivo estacional) es cuando la glándula pineal produce un exceso de melatonina como respuesta a niveles de luz más bajos durante los meses de invierno. Una cantidad excesiva de melatonina suprime ciertas funciones del cuerpo, lo que ocasiona la depresión caracterizada por una ansiedad apremiante.

Este trastorno comienza a los 20 años y se hace menos común después de los 40. Los pacientes sienten un alivio frente a una luz diurna para engañar a la glándula pineal y detiene la producción de melatonina.

¿Qué se puede hacer para procurar mantener óptimo el equilibrio hormonal?

En general llevar un estilo de vida saludable, tener un registro de la menstruación en cuanto a periodicidad, duración y cantidad; acudir a revisión con el médico una ó dos veces al año si todo está bien o en caso que se detecte alguna anomalía son los tips ideales que aconsejan los expertos de la salud para mantener un buen equilibrio hormonal.

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.