access_time 16:49
|
10 de junio de 2019
|
Belleza

¿Cómo cuidar el cabello frente al frío?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/156019568702825.jpg

Seguí estos tips y disfrutá de tu melena también en invierno.

Tener un cabello fuerte, sano y brilloso es agradable y contribuye además, a mantener un aspecto sano y joven. Por eso, es fundamental dedicarle  un poco de tiempo…¡todo el año! El sol y el calor en verano representan factores de estrés para el pelo, esto es cierto. Pero no hay que olvidar que durante los meses de más frío, estos cuidados deben también tenerse en cuenta dado que el invierno también tiene sus efectos dañinos. Veamos entonces, algunos  simples consejos para proteger el cabello durante la estación fría.

 

Los cuidados para el pelo en invierno son esenciales

Durante el invierno no solo la piel es expuesta a los cambios climáticos. También el resto del cuerpo se encuentra a tener que adaptarse a las condiciones climáticas.

Es por ello que en el invierno, el cabello también puede estresarse mucho y no solo por las bajas temperaturas. Los ambientes cerrados con calefacción, por ejemplo, representan un factor de peligro para la salud y la belleza de la melena y del cuero cabelludo.

El aire seco altera la hidratación del cabello y afecta al equilibrio del ph del cuero cabelludo. Los efectos más evidentes son la pérdida de brillo y su descamación. Los mismos síntomas pueden ser causados por el uso excesivo de planchas y secadores.

Por su parte, el uso de algunos accesorios como sombreros y gorros, en cambio, produce el efecto contrario. Aumento de la sudoración en el cuero cabelludo, por lo que se notará más grasoso, y con electricidad estática en el pelo.

La buena noticia es que todos estos efectos que trae el invierno se pueden obviar con simple cuidados para el pelo.

¿Cómo protegerlo?

Algunas personas pueden sufrir los efectos del frío más que otras. Para prevenirlos, lo ideal es seguir una rutina de belleza semanal con productos específicos para cada tipo de pelo y tener cierto cuidado para prevenir daños.

A continuación,  algunos consejos para presumir un cabello espectacular este invierno:

Lavar el pelo. La salud de la melena depende también de los cuidados más básicos. Cuando se lava el pelo, además de utilizar productos neutros y específicos para cada tipo de cabello, es importante intentar de regular la temperatura del agua. Tiene que ser templada, ni fría ni demasiado caliente. Así el resultado será una melena más brillante. También es muy importante lavar bien el pelo y eliminar cualquier tipo de residuo de productos.

Peinado. El secado al aire es lo más recomendado. Si se utiliza el secador, intentar mantenerlo a una distancia de 20 cm del cuero cabelludo para que no irrite la piel o seque demasiado el pelo. Utilizar cepillos y peines hechos con materiales naturales ayuda a reducir el efecto frizz y la electricidad estática.

Mascarillas y masajes. Una vez a la semana se recomienda una dosis de cuidados extra para hidratar y “mimar” las puntas. Si se tiene el pelo largo, es recomendable aplicar mascarillas y cremas evitando la zona del cuero cabelludo para no alterar el ph. Realizar unos masajes suaves y circulares con las yemas de los dedos en la cabeza permite estimular la circulación en la zona. Esto mejorará el riego sanguíneo a la raíz del cabello y contribuirá a mantener la melena sana y brillante.

Si se suele utilizar gorros para protegerse del frío, evitar aquellos muy apretados. Unos gorros más anchos protegerán igualmente de las bajas temperaturas, y  no harán sudar tanto al cuero cabelludo.

Para proteger la piel del frío, la humedad y el viento, se recomienda cubrirse. Lo mismo vale para el cabello. Si se puede, optar mejor por gorros y pañuelos de tejidos naturales para que el roce no dañe la estructura del pelo.

Seguir hábitos saludables en la rutina diaria. No dejar de practicar deporte, ya que la vida sedentaria también afecta a la salud del pelo. Intentar incluir en la dieta frutas y verduras crudas y de temporada para garantizar el aporte de vitaminas que el cuerpo necesita. Una rutina saludable ayudará a evitar los daños de los radicales libres y reducir el estrés oxidativo, que también puede afectar al cabello.

Por último recordar que los complementos para la salud de la piel y el cabello son indicados para prevenir los daños de los agentes climáticos en cada estación.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.