access_time 12:39
|
29 de junio de 2020
|
|

Astrología

¿Cómo comprender las señales del universo?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1593440969987universo-se%C3%B1ales.jpg

Cuando nos preguntamos cómo comprender las señales del universo estamos por desarrollar toda una teoría a partir de dos premisas anteriores que podemos pasar por alto. La primera es que estamos asumiendo algún concepto numinoso de universo y la segunda es que consideramos que éste efectivamente emite algún tipo de señal que guía nuestra vida para su mejora y bienestar. Al igual que en la física, es casi imposible separar lo observado del observador. No porque realmente exista una dependencia del fenómeno en sí con quien lo observa, sino más bien porque al menos que sea una máquina cuantificamos lo sucedido a través de la experiencia del observador. En términos más simples, por ejemplo, los colores son percibidos por alguien, quien define si es rojo, magenta, bermellón, escarlata o carmín. El nombre que le asigne al color no cambia el pigmento en sí sólo influye en todo lo que la persona hace, siente y piensa una vez que decide qué tipo de color es. Lo mismo sucede con el universo: existe sin duda algo más grande que nosotros, que nos contiene. El cómo lo percibimos y definimos es otra cosa.

Antes de buscar guías para comprender las señales del universo es importante preguntarse a qué universo me refiero, que entiendo yo por universo y por qué creo que me envía señales. El experimento imaginario de Einstein mediante el cual demostró la teoría especial de la relatividad se basa justamente en la diferencia de un observador/ persona dentro de un tren y otro fuera de él. Esto nos da una gran referencia de la importancia no subjetiva de conocer al observador antes de definir el fenómeno en sí. Es decir, si desconozco mis propios conceptos, ideas y creencias sobre el universo es imposible pueda comprender su funcionamiento, influencia o las señales que dá a mi vida.

Es más fácil mantener la inocencia de la semántica y caer en la ilusión de un cuento, en la magia de una historia misteriosa que cuestionar nuestros propios principios y verdades. Conocer y cuestionar nuestras ideas nos permite vivir el experimento completo, comprender la película en su totalidad, no sólo desde la mirada de uno de los personajes. Conocer el tipo de observador que somos nos ayuda a crear mejores vínculos, porque al igual que cuando hablamos otro idioma comprendemos que la palabra lealtad, fidelidad y amor probablemente no significa lo mismo para dos personas.

Cuando tratamos de comprender las señales del universo en realidad estamos buscando un apoyo, una guía para tomar buenas decisiones. Estamos enfrentando una dualidad de caminos o de sentimientos y esperamos que algo externo con mayor sabiduría que nosotros nos ayude en la decisión. Está bien, es humano, pero debemos ser conscientes que detrás de las ganas de comprender las señales del universo se pueden esconder el miedo a fracasar o equivocarse y la creencia que existe un camino correcto o una opción ideal para nuestro mayor bienestar. Inevitablemente la idea de seguir las señales del universo está ligada a la idea de destino, si uno no es capaz de cuestionar lo que entiende por destino no debería tratar de comprender las señales del universo.

Sin duda que tendríamos mejores relaciones su tuviésemos presente que por más acuerdos sociales, artísticos o técnicos para definir bermellón, rojo o carmín, es muy poco probable que dos personas imaginen el mismo color al escuchar la palabra carmín. De igual manera, gran parte de nuestra vida se facilita si entendemos quienes somos antes de tratar de entender al universo.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.